Antonio José García Cabrera, abogado del excomisario José Villarejo, ha asegurado que su cliente no robó el terminal, al ser preguntado por la documentación intervenida relativa a un teléfono que le fue sustraído a una colaboradora de Pablo Iglesias en 2016.

Con esta son 10 las causas abiertas en la Audiencia Nacional en las que se investigan las actuaciones del excomisario Villarejo. En este caso, Iglesias fue quien se personó como perjudicado. El excomisario, según su abogado, ha asegurado que su cliente "no ha revelado ninguna información privada" del líder de Podemos.

Y lo achaca a "una cuestión interna del partido", rechazando que se trate de una "operación política". Que el pen -drive con información del líder de Podemos acabara en su poder, el excomisario lo enmarca dentro de una "investigación policial".

Además, el abogado ha añadido que Villarejo no "ha participado en ninguna campaña" ni ha robado ningún móvil, documentos o un pen drive con información de Pablo Iglesias, explicando así que no hace "ningún uso indebido de esa información".

La asesora afectada a la que supuestamente le robaron el móvil,Dina Bousselham ,no se cree las palabras del excomisario. Dina ha defendido que "es una vergüenza que en nuestro país las cloacas del Estado se hayan dedicado a actividades delictivas en convivencia con los medios de comunicación y con el mundo empresarial".

Un argumento que le sirve a su partido para reforzar su idea de quién manda en el país. "Creaban pruebas falsas contra Podemos. Luego dirán que no hay quien manda más que 70 diputados", criticaba Irene Montero.

Según fuentes jurídicas a laSexta, en la pieza del juzgado que investiga el caso del robo de Dina, la asesora, se investiga también si la denominada "policía patriótica" creó pruebas falsas sobre la financiación de Podemos.