La jueza y diputada de Unidas Podemos Victoria Rosell será la nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad que presidirá Irene Montero.

A través de su cuenta de Twitter, Rosell se ha pronunciado para agradecer el respaldo recibido recibido: "Me siento desbordada por los mensajes de apoyo y cariño. Muchísimas gracias".

Además, Victoria Rosell ha dicho que espera estar a la altura del reto que supone su nombramiento: "Espero estar a la altura del feminismo de este país, que es inmensa. La lucha es contra siglos de desigualdad patriarcal y contra todas las formas de violencia machista que genera".

 

Uno de los desafíos más importantes e inmediatos que la jueza tendrá por delante será el desarrollo completo del Pacto de Estado contra la violencia de género, aprobado en 2017.

Rosell, nacida en Murcia, fue portavoz de Jueces para la Democracia y forma parte de la Asociación Mujeres Juezas de España.

Para formar parte de las candidaturas de Podemos, en 2015 aparcó su carrera judicial. Tras conseguir escaño en las elecciones, tuvo que dimitir después de que se admitiera una querella que el exministro José Manuel Soria interpuso contra ella.

Después de que la querella se archivara, Victoria Rosell volvió a formar parte de la listas de Podemos en las últimas elecciones.