El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha menospreciado el crimen machista ocurrido en Palencia, donde un hombre ha asesinado presuntamente a su mujer de 32 años para posteriormente suicidarse arrojándose a las vías del tren.

El parlamentario de Vox ha catalogado el caso en Twitter de "tragedia familiar" y ha aseverado que "la violencia no tiene género".

"Palencia fue ayer testigo de una tragedia familiar que ha dejado dos huérfanos de 2 y 7 años. Pronto, todas las víctimas de violencia serán tratadas por igual y no se alimentarán políticas identitarias discriminatorias por razón de sexo. La violencia no tiene género", ha dicho.

Sus palabras han valido el enfado de muchos políticos, como por ejemplo Patxi López, que ha asegurado que "Castilla y León no se merece tener ni un minuto más como vicepresidente a un negacionista de la violencia machista".

También, la ministra Pilar Alegría ha dicho que hay que tener "unidad" frente al negacionismo de Vox y la ministro Irene Montero también ha dicho que las palabras de García Gallardo cierran las puertas a mujeres que sufren violencia de género.