La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha puesto en duda la reunión entre Pedro Sánchez y el president de la Generalitat, Quim Torra, el próximo día 6 de febrero en Barcelona. Una cita confirmada el pasado martes por la ministra portavoz tras el Consejo de Ministros y por el propio Torra este miércoles tras anunciar que convocará elecciones en Cataluña cuando se aprueben los presupuestos.

Sin embargo, este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación, Calvo ha asegurado que ese encuentro "de producirse" se hará para hablar de los problemas de Cataluña en el marco de la "seguridad jurídica" del Estado español. Respondía así a unas declaraciones de Quim Torra, que ha dejado en el aire la mesa de diálogo entre gobiernos, acordada por el PSOE y ERC, a la espera de verse con el presidente del Gobierno y comprobar su grado de predisposición a hablar de autodeterminación y amnistía.

Según informa María Llapart, en Moncloa ha habido un intenso debate en el núcleo duro del presidente Sánchez para decidir si se mantiene o no la reunión con Torra. Se ha planteado la posibilidad de suspender ese encuentro, aunque se ha decidido, de momento, mantenerlo.

Margarita Robles, la ministra de Defensa, preguntada por esta cuestión en Al Rojo Vivo, ha defendido iniciar una nueva etapa en Cataluña, "de reconducir puentes", donde "los conflictos políticos se resuelvan mediante el diálogo".

Torra quiere hablar de autodeterminación

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Torra ha subrayado que tiene el "encargo" del conjunto de fuerzas independentistas de plantear a Sánchez, en la reunión que mantendrán el 6 de febrero, que en esa mesa de negociación se aborde el derecho a la autodeterminación y una amnistía para los líderes del 'procés' presos.

"Necesito saber en qué condiciones negociaremos el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía, que es el encargo que tenemos", ha recalcado. Y ha advertido: "Si no hay las condiciones y las garantías que creemos necesarias para tirar adelante este proceso de negociación, yo me reuniré con los partidos independentistas para explicarles que esta es la situación: vamos a un diálogo sin garantías".

En una entrevista este jueves, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha preguntado si el Govern será capaz de encontrar "una posición común" para encarar la mesa de negociación con el Estado. "Presidente en Cataluña parece que tenemos, al menos por un ratito, pero al Govern lo veo muy roto. Precisamente está roto por la perspectiva del diálogo de JxCat y ERC, que es muy distinta. Yo no sé si el gobierno de Cataluña en estos momentos es capaz de establecer una posición común para esa negociación", ha asegurado en declaraciones a la SER.