Vecinos de Vallecas han vuelto a salir a la calle para manifestarse contra la gestión que ha realizado Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, para frenar el aumento de contagios de coronavirus en la región, y que ha llevado al Gobierno regional a confinar con numerosas medidas restrictivas hasta 45 zonas sanitarias.

Los manifestantes han denunciado que el 'modus operandi' que ha llevado a cabo Díaz Ayuso y su equipo es 'segregatorio', pues aísla principalmente a barrios y municipios del sur de la ciudad, en gran parte zonas humildes. Además, creen que dichas medidas son ineficaces porque son muchos los residentes de los lugares confinados que se ven obligadas diariamente a trasladarse a otros puntos para trabajar, con el riesgo de contagio que eso conlleva.

Durante la concentración, los manifestantes también han denunciado las cargas policiales que tuvieron lugar el día anterior junto a la Asamblea de Madrid, y han acusado a los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de discriminar a los manifestantes en función de la zona en la que se concentran.

A lo largo de la manifestación tuvo lugar un altercado en el que se vio envuelto un grupo de personas que atacó con piedras la Unidad de Policía Municipal de Puente de Vallecas y causó diversos desperfectos en vehículos privados. El incidente ocurrió sobre las ocho y media de la tarde en la calle Sierra de Cardoso, a menos de un kilómetro del parlamento regional, según informan fuentes policiales.

Aunque el suceso no fue de importancia, y la unidad no sufrió daños, los atacantes apedrearon también coches particulares de los policías, según informan fuentes del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid. "Condenamos enérgicamente este ataque y el hostigamiento y acoso que estamos sufriendo los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad alentado en muchas ocasiones por cargos políticos absolutamente irresponsables", ha señalado Marino Perales, secretario general de CPPM en Madrid.