Varios alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid han increpado a Pablo Iglesias durante un acto sobre el fascismo con gritos como "fuera vendeobreros de la universidad" o "fuera fascistas de la universidad".

El vicepresidente respondió a los gritos pidiendo que les dieran un micrófono para poder dialogar después de que le afearan: "¿No te da vergüenza hablar de fascismo?". El líder de Unidas Podemos recordaba que "la radicalidad que tiene uno no está en lo que dice, está en lo que consigue".

Finalmente, el alumno abandonó el acto acompañado de otros compañeros y tras recriminarle a Iglesias que "España ya os ha escuchado bastante y está hasta los cojones de vosotros". Iglesias lamentó que se fueran en vez de quedarse a dialogar.

Iglesias protagonizaba el debate 'Reaccionarismo y fascismo en el siglo XXI' que ha mantenido con el exvicepresidente de Bolivia Alvaro García Linera en la Facultad de Políticas del Campus de Somoguas de la Universidad Complutense, donde Iglesias ejercía de profesor antes de saltar a la primera línea política cuando creó Podemos en 2014.

Iglesias habla de "normalidad democrática"

El vicepresidente segundo del Gobierno ha dicho haber vivido "con total normalidad democrática" el escrache, y ha defendido que ha dado la cara ante quienes le han increpado.

"Creo que cuando un responsable político va a una facultad y le interpelan tiene que dar la cara y responder. Y creo modestamente que lo hemos hecho", ha indicado el vicepresidente segundo del Ejecutivo.

 

El líder de Unidas Podemos protagonizaba este miércoles el debate 'Reaccionarismo y fascismo en el siglo XXI' que ha mantenido con el exvicepresidente de Bolivia Alvaro García Linera en la Facultad de Políticas del Campus de Somoguas de la Universidad Complutense, donde Iglesias ejercía de profesor antes de saltar a la primera línea política cuando creó Podemos en 2014.

El vicepresidente segundo del Gobierno ha vivido así una situación parecida a la que sufrió hace casi diez años la presidenta de UPyD, Rosa Díez, en el mismo escenario que el de Rosa Díez: el salón de actos de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

El 21 de octubre de 2010 la entonces diputada y presidenta de UPyD Rosa Díez estaba invitada en ese mismo salón de actos cuando un grupo de estudiantes interrumpió el acto con tarjetas rojas y leyó un texto para decirle que no era bienvenida en la Universidad.