El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido este miércoles que el Gobierno central rectifique y vuelva a obligar al uso de mascarillas en exteriores, una medida que ya reclaman o recomiendan varias comunidades autónomas ante el repunte de contagios experimentado en las últimas semanas.

Mañueco ha calificado de "decisión errónea" la retirada de las mascarillas en exteriores y ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de provocar la "falsa de idea de que el virus ya no está cuando sigue circulando".

En Cataluña también reclaman a la ciudadanía que se utilice el tapabocas como al aire libre como en interiores, ya que consideran que se ha relajado su uso.

El conseller de Salut, Josep María Argimon, ha insistido en recomendar el uso de la mascarilla en exteriores, si bien ha dicho que tuvo una conversación con la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y esta le descartó reinstaurar su obligatoriedad.

El conseller ha advertido de que se deben "extremar medidas": "Nos lo jugamos todo, seguir en la normalidad o no", ha avisado.

"Es raro ver a jóvenes reunidos con la mascarilla", ha señalado la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, en este sentido.

Desde el País Vasco, su lehendakari, Iñigo Urkullu, ha insistido en la necesidad que se utilice la mascarilla "en todo momento", salvo cuando se haga deporte al aire libre.

Los primeros en hacer esta petición fueron los responsables de la Comunidad Valenciana, apenas un par de días después de que entrara en vigor el decreto que exime de su uso en el exterior. La Generalitat valenciana hace una "recomendación encarecida" de que se siga utilizando, salvo en espacios naturales o en playas.

Cabe recordar que todas estas recomendaciones no son de obligado cumplimiento, ya que la ley estatal establece que la mascarilla no es obligatoria al aire libre y con suficiente distancia de seguridad.

La respuesta de Sanidad

Cuestionada en la rueda posterior al Consejo de Ministros sobre sí el Gobierno por la norma que permite no usar mascarillas en exteriores, Carolina Darias ha considerado que el retirarlas fue una decisión "muy prudente" que reclamaban muchas comunidades en su momento.

Así, Darias ha recordado que lo aprobado fue poder "no utilizar las mascarillas en determinados supuestos y espacios muy concretos: espacio al aire libre con distancia de 1,5 metros". Y en este sentido, considera que hace falta más pedagogía para que la norma se use bien, pero no tiene en mente volver a obligar a su uso en cualquier circunstancia.