La mejora de los datos de incidencia de coronavirus, que lleva varios días bajando, está llevando a varias comunidades a plantearse una flexibilización de sus medidas. Sanidad reconoce que la curva de tercera ola se está doblegando, ya no hay ninguna comunidad con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, pero aún es alta la cifra de contagios y muertos por COVID-19.

Castilla-La Mancha

Una de las comunidades que ya han anunciado que van a estudiar la relajación de restricciones esta misma semana es Castilla-La Mancha. Su presidente, Emiliano García-Page, este lunes en 'Al Rojo Vivo' lo anunciaba, alegando que la mejora de los datos puede permitir una "apertura condicionada en sectores comerciales": "El fin de semana que viene ya será distinto, con apertura en comercios y hostelería".

Actualmente están en vigor medidas restrictivas de nivel 3 reforzado y que contemplan el toque de queda a las 22:00 horas, el cierre de toda la hostelería- excepto para la comida a domicilio- y el cierre perimetral de todos los municipios: "Va a afectar a la apertura condicionada de hostelería y centros comerciales durante mucho tiempo", ha reiterado García-Page, que confía abordar "el segundo semestre con otro gesto".

"Se van a modular las decisiones" por la "coherencia que dan los datos", aunque si la estadística siguiera siendo dura, se insistiría en unas restricciones que "se volverán a tomar" si así se requiere. Pero ahora, ha añadido, "el sistema hospitalario está respondiendo" sin ni siquiera derivar a la sanidad privada, y ahora la vacunación abre un horizonte más esperanzador.

Andalucía

También Andalucía ha anunciado que está estudiando que los municipios suavicen las restricciones si registran 10 días de bajada de incidencia del coronavirus. El presidente, Juanma Moreno, explicaba este lunes que se está valorando que en los municipios donde durante diez días consecutivos la incidencia acumulada de COVID descienda, de manera sostenida, puedan pasar a un grado de restricción menor y, por tanto, que los que estén con cierres de actividades no esencial pudieran reabrir sin tener que cumplir los 14 actuales.

Moreno ha dicho que está previsto que esta semana se reúna el Comité de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para analizar "distintos cambios". Así, entre otros, y pese a que ha incidido en que se tiene aún que estudiar y acordar, ha dicho que uno de esos cambios es que se haga una sola evaluación a la semana -actualmente son dos, lunes y jueves- y otros es que las restricciones se mantengan diez días, en vez de 14, si durante ese periodo hay bajada de la tasa de incidencia acumulada.

También ha apuntado que volverá a permitir las salidas y las visitas en las residencias de mayores una semana después de completar la segunda dosis de la vacuna en aquellos municipios que no se encuentren en el nivel de alerta 4 grado 2 por la pandemia del coronavirus, que son aquellos con una tasa superior a los mil casos por 100.000 habitantes, según el director general de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias.

Madrid

Madrid, por su parte, podría regresar al toque de queda a las 00:00 horas ya la próxima semana. Fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña han confirmado a laSexta que a partir de este miércoles comenzarán a estudiar si se dan las condiciones para anunciar a finales de esta misma semana un retraso del toque de queda, actualmente fijado a las 22:00 horas.

Las mismas fuentes señalan que los datos epidemiológicos van evolucionando favorablemente en la región y que está bajando tanto el número de contagios como de hospitalizados por COVID-19, así como, levemente, el de personas con coronavirus ingresadas en las UCI. De concretarse esta decisión, la Consejería podría anunciarla en su rueda de prensa del viernes y el cambio en el horario de las restricciones a la movilidad nocturna entraría en vigor ya la próxima semana.

La Comunidad estudiará ahora esta posibilidad tras ampliar la semana pasada el número de comensales permitidos en las terrazas de los establecimientos de hostelería a seis personas, así como imponer la mascarilla en este ámbito salvo para el momento de comer o beber. Medidas que entraron en vigor el mismo viernes tras su publicación en el BOCM.

Galicia

En Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se ha mostrado optimista respecto a la evolución del COVID, hasta el punto de adelantar que la próxima semana "pódese dar algún respiro" si todo continúa como en estas últimas horas.

Feijoo recordó que el descenso de la positividad este fin de semana bajó al 4,5 %, con solo 500 nuevos infectados, lo que por el momento no supone más que "un optimismo condicionado", ya que la presión hospitalaria sigue siendo alta. En caso de descenso, "a mediados da próxima semana pode haber algún respiro" en cuanto a las restricciones decretadas para frenar el avance de la pandemia del coronavirus, aunque sin detallar.

Cataluña

En Cataluña, la Generalitat "está trabajando en nuevos protocolos" para flexibilizar las medidas de contención de contagios de COVID-19 en las residencias dados los buenos datos de evolución de la pandemia. Así lo ha afirmado Alba Vergés, la consellera de Salud, este lunes.