La Comunidad Valenciana ya se está preparando para la celebración del 9 d'Octubre. En todos los sentidos. Con las agresiones que protagonizó la ultraderecha hace ahora un año aún en el recuerdo, la capital valenciana ya está armando su dispositivo de seguridad para hacer frente a los posibles altercados que puedan tener lugar este martes y los días posteriores.

 

La razón: para el 9 d'Octubre hay preparadas ocho manifestaciones en la capital valenciana. Y entre estas protestas, cinco están vinculadas a movimientos de la extrema derecha. Pero la tensión ya se empieza a hacer extensible a unas horas del inicio de la festividad.

En las afueras de Valencia han aparecido colgados en postes de luz diversos muñecos pintados con la estelada. Varios de ellos aparecen incluso ahorcados, según se muestra en una serie de imágenes que no han tardado en ser difundidas y dondenadas en redes sociales.

"A las afueras de Valencia han colgado muñecos en postes de la luz con esteladas dibujadas. Si fuera al contrario, habría una investigación policial abierta. ¿Nos amenazan de muerte y no pasa nada? ¿Qué broma es esta?", lamenta a través de Twitter Maria Deltell, socióloga que ha compartido en su cuenta personal algunas de estas imágenes.