Sanidad lanza un mensaje de tranquilidad tras conocerse que se suspenden los ensayos clínicos de la vacuna de Oxford tras enfermar uno de los voluntarios.

"Todos los ensayos clínicos contienen en el protocolo cláusulas por las que, si hay una acontecimiento grave de un origen no conocido, se paraliza el ensayo hasta que el comité independiente del ensayo y las autoridades reguladoras que lo han autorizado dictaminan sobre la posible causalidad", explican.

Y ante eso, añaden que "es una garantía de que las vacunas finales cumplen con todos los estándares de calidad. Una de las ventajas de tener un portfolio de vacunas amplio a nivel europeo es que puede haber otras vacunas que sigan su proceso". Dicen también que hay que esperar a que desde Astrazeneca se pronuncien y den detalles.

Esta es la vacuna que el Gobierno había adquirido (un total de tres millones de dosis) para, si funcionaban los ensayos, comenzar a utilizar en diciembre, tal y como avanzó el presidente Sánchez el pasado lunes. "Esperemos que en diciembre podamos empezar a vacunar a una parte de la población", afirmó el líder del Ejecutivo.

A raíz de esto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció que de los 30 millones de dosis que recibirá Europa, a España llegará un 10%; es decir, tres millones de dosis llegarán a nuestro país a partir de finales de año.

Esta nueva situación ha sido aprovechada por la oposición del PP. Ana Pastor ha escrito en Twitter y a cuenta de esto, ha pedido al Gobierno "que no juegue con las esperanzas de los españoles".

 

El ministro de Ciencia e Innvación, Pedro Duque, ha asegurado que interrumpir los ensayos clínicos de una vacuna es algo que "entra dentro de lo normal" porque este tipo de pruebas se hacen precisamente para garantizar la seguridad del fármaco.

En declaraciones a EFE, el ministro ha recordado que "para eso se hacen ensayos, para descartar efectos secundarios", por lo que la decisión de la farmacéutica "muestra que los mecanismos de regulación funcionan".

"Lógicamente no hay garantías de que una vacuna concreta vaya a funcionar, por eso se están investigando tantas. Y por eso en España hay al menos 10 proyectos" que, utilizando distintas vías, intentan lograr una vacuna que genere inmunidad a la población.

El ministro ha recordado además que Europa está negociando "con varios fabricantes de vacunas para contar con alternativas". "Lo importante es la eficacia y la seguridad de las vacunas, y esta información nos garantiza que en este proceso la seguridad es lo primero. Las vacunas que lleguen a Europa lo harán en condiciones óptimas de seguridad", ha subrayado.