Las aplicaciones móviles que nos permiten estar conectados de manera virtual durante estos días de confinamiento han recibido miles de descargas desde que se decretó el estado de alarma. Es el caso de 'Houseparty', una red social que permite hacer videollamadas grupales y además jugar en directo, que se ha vuelto muy popular en la cuarentena.

La app estaba siendo muy utilizada hasta hoy, momento en el que usuarios han comenzado a denunciar que a través de su cuenta en la aplicación les han hackeado sus cuentas de otras plataformas como Twitter, Spotify o Netflix, e incluso sus datos bancarios.

 

A raíz de la avalancha de comentarios negativos, muchos usuarios han desinstalado la aplicación para evitar ser pirateados. Sin embargo, la empresa ha negado las acusaciones y ha desmentido haber sufrido un hackeo.

 

"Todas las cuentas de Houseparty son seguras: el servicio es seguro, nunca se ha visto comprometido y no recopila contraseñas para otros sitios", recoge el mensaje que ha publicado la App en sus redes sociales para tranquilizar a los usuarios.