Un fuerte dispositivo policial de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional ha logrado desalojar de la AP-7 a los centenares de manifestantes independentistas que seguían bloqueando el tráfico en la autopista, a su paso por Girona, tras más de doce horas de corte.

Los agentes se han posicionado con cascos y escudos ante las barricadas que los manifestantes habían dispuesto durante la noche, construidas con piedras, material de obra e incluso árboles. Los manifestantes, por su parte, han respondido lanzándoles piedras y encendiendo una barricada en la zona norte del corte.

Tensión entre agentes y manifestantes en el desalojo de la AP-7 y una persona ha resultado herida por un proyectil de foam.

Los efectivos policiales han avanzado por la autopista haciendo retroceder a los manifestantes, algunos de los cuales les han lanzado piedras y otros objetos, sin que los agentes hayan llegado a cargar contra ellos, aunque una persona ha resultado herida por el impacto de un proyectil de foam.

Los propios Mossos informaron en Twitter de que habían iniciado una intervención "por graves desórdenes públicos" en la mencionada vía, donde ardían varias barricadas, según la policía autonómica, que señaló que "personas encapuchadas" estaban lanzando piedras contra sus efectivos.

 

Tras el desalojo, se trasladan a Salt

Tras el desalojo de la autopista, numerosos manifestantes se han desplazado y replegado en el vecino municipio de Salt (Girona), donde han levantado barricadas. Los Mossos y la Policía han montado un dispositivo conjunto hasta arrinconar a los manifestantes y han identificado a una veintena de personas, a las que han registrado las mochilas y luego han dejado irse. Finalmente los manifestantes se han desperdigado.

Tras 48 horas de bloqueo, se empieza a reparar los daños en la AP-7, done las barricadas han provocado numerosos destrozos.

Entretanto, en la autopista han comenzado los trabajos de limpieza y habilitación tras el bloqueo. Diversos vehículos que quedaron atrapados en el corte tienen ruedas pinchadas y daños que dificultan el restablecimiento de la circulación, según los Mossos. Además, hay clavos insertados en la calzada, por lo que de momento no se ha reabierto la vía.

Tsunami pone fin al bloqueo y los CDR piden seguir con las protestas

A pesar de que Tsunami Democràtic daba por concluidas este miércoles por la mañana las acciones iniciadas el lunes en las carreteras catalanas en protesta por la sentencia del procés, centenares de manifestantes decidieron continuar en la AP-7, donde unos 500 vehículos quedaron atrapados.

 

Por su parte, desde los CDR manifestaron su apoyo al corte de la vía "hasta que la última persona quiera quedarse". Anoche, advirtieron en un comunicado -dirigido al Govern, al Gobierno central y la Unión Europea- de que "el caos" no cesará hasta que se cumplan sus exigencias. "Independencia o barbarie", avisaron.

 

 

A lo largo de la noche, los autobuses con turistas atrapados por el corte fueron atendidos por efectivos de emergencias y sus ocupantes trasladados a un pabellón deportivo. Finalmente fueron devueltos a sus destinos por medios alternativos, ya que los autocares seguían bloqueados por los manifestantes.