El rey Juan Carlos I ha emitido un comunicado en el que ha anunciado su decisión de marcharse de España a causa de "la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados" de su "vida privada", según ha explicado el monarca.

Así lo ha manifestado en una carta que ha enviado el rey emérito a su hijo Felipe, rey de España. Un comunicado que ya han valorado numerosas personalidades de la vida política de nuestro país.

El primer miembro del Ejecutivo en pronunciarse ha sido Alberto Garzón. El ministro de Consumo del Gobierno liderado por Pedro Sánchez ha instado en Twitter a "investigar todas las operaciones sospechosas del emérito": "Lo único que cabe en una democracia del siglo XXI es investigar todas las operaciones sospechosas del ciudadano Juan Carlos de Borbón, juzgarle y desvelar a todos los responsables y cómplices de una trama que no pudo ser tejida y mantenida por una sola persona".

 

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha catalogado la decisión como una huida: "La huida al extranjero de Juan Carlos de Borbón es una actitud indigna de un ex Jefe del Estado y deja a la monarquía en una posición muy comprometida. Por respeto a la ciudadanía y a la democracia española, Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo", ha espetado.

Iglesias ha asegurado que "la España del siglo XXI ya no tolera la corrupción ni el privilegio": "Cualquier ciudadano que cometa delitos debe dar la cara ante la Justicia".

El vicepresidente ha sido duro con la actuación del rey emérito, y ha insistido en que "la pretensión de impunidad por presuntos delitos graves por parte nada menos que de un ex Jefe del Estado produce un enorme daño a la democracia". En este sentido, ha reiterado que "es un deber para quienes ocupamos cargos de gobierno velar por la ejemplaridad y la limpieza de las instituciones".

"Un gobierno democrático no puede mirar hacia otro lado ni mucho menos justificar o saludar comportamientos que socavan la dignidad de una institución clave como es la Jefatura del Estado y que son un fraude a la Justicia", ha apuntado.

 

En este sentido, el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha destacado a través de un hilo de Twitter que la decisión del monarca no soluciona "nada".

"La abdicación tras el escándalo de Botswana también se hizo en pleno verano. El comunicado de repudio de Felipe VI a Juan Carlos de Borbón se hizo el día después de la declaración del estado de alarma. Hoy se consolida definitivamente un modus operandi de la familia Borbón", ha espetado el portavoz de la formación morada.

Echenique se ha preguntado si la justicia va a permitir que "se marche": "Teniendo causas pendientes en España y tanto dinero para viajar y protegerse, ¿la justicia va a permitir que se marche? ¿No podría eso dificultar las pesquisas? Esperamos que no sea precisamente ése el motivo de la decisión y, si es así, se le impida huir".

Por eso, ha afirmado, desde Unidas Podemos se seguirán "explorando todas las vías para que los negocios turbios de Juan Carlos de Borbón se investiguen a fondo, se conozca la verdad, se sepa hasta dónde y hasta quiénes llega la trama y se ponga fin a la impunidad".

 

En la misma línea ha apuntado el líder de Más País, Iñigo Errejón, que ha acusado al rey emérito de "huir" de España sin rendir cuentas y le ha pedido que "al menos devuelva el dinero" que presuntamente habría adquirido aprovechándose de su cargo antes de dejar el país.

"El rey emérito huye de España sin rendir cuentas para 'prestar el mejor servicio a los españoles. Es escandaloso. Al menos que devuelva el dinero, que buena falta le hace a nuestro país", ha escrito Errejón en Twitter.

 

Un tono muy diferente ha utilizado el Partido Popular, que ha emitido un comunicado en el que ha valorado las cuatro décadas de legado de Juan Carlos I, así como su contribución a la "Transición, la promulgación de la Constitución y la construcción de un Estado social, democrático y de derecho en España".

Además, el Partido Popular ha remarcado su "respaldo" a la labor de Felipe VI "al servicio de todos los españoles". En el comunicado, el PP ha insistido en que "la Monarquía Parlamentaria fue clave para la recuperación de las libertades y la concordia en nuestro país". Siendo, continúa, "un pilar imprescindible en la vertebración territorial, la represen tación internacional y el progreso económico, social y cultural".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha subrayado "el trabajo histórico de Juan Carlos I por España". Un monarca, ha dicho, "a quien debemos los mejores años de nuestro democracia". En este sentido, Ayuso ha reiterado su "más firme confianza en la monarquía parlamentaria encarnada en Felipe VI".

 

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha mostrado en Twitter su "respeto por la decisión de Juan Carlos I de trasladar su residencia fuera de España". Además, ha querido "agradecer que lo haga para que el actual Jefe del Estado desempeñe sus funciones en las mejores circunstancias". En este sentido ha mostrado "todo su apoyo a Felipe VI y a nuestra Constitución".

 

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha insistido en la necesidad de que "la justicia haga su trabajo", como el propio rey emérito defendió en su discurso en 2011.

 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparado a Juan Carlos I con Alfonso XIII, en referencia al monarca que abandonó España ante la proclamación de la Segunda República.

 

El líder de ERC, Gabriel Rufián se ha mostrado más irónico al respecto. En un tuit, el diputado ha afirmado: "Tenía un chiste sobre las corruptelas de Juan Carlos, pero se me ha escapado".

 

Por su parte, la portavoz adjunta de ERC en el Congreso, Carolina Telechea, ha destacado que el rey emérito huye de la Justicia española "por corrupto" en lugar de quedarse "a dar la cara con dignidad" y a responder ante los tribunales de las presuntas irregularidades por las que se le investiga. "El mejor servicio que podrías hacer a los españoles es no huir de la justicia y dar la cara con dignidad", ha escrito Telechea en la misma red social.

La diputada de ERC establece una diferencia entre el exilio de Juan Carlos I y el de los líderes independentistas que, como el expresidente catalán Carles Puigdemont o la secretaria general de su partido Marta Rovira salieron de España para evitar ser juzgados por el 'procés'. "Qué diferente es el que se exilia por defender la democracia del que huye por corrupto", ha asegurado la portavoz adjunta de ERC en el Congreso.

 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha instado a la celebración de un referéndum por la República. A su jucio, "la corrupción debe someterse a juicio; y el apoyo a la monarquía, a referéndum": "Permitir la huida de Juan Carlos I supondría un fraude a la democracia y a toda la ciudadanía española".

 

El diputado de EH Bildu Oskar Matute también ha manifestado su deseo de que el rey emérito acuda "a algún país con acuerdos de extradición con España": "No vaya a ser que a una 'democracia ejemplar' se le pueda escapar cualquier persona incurra en un ilícito...", ha espetado.

 

Las reacciones en Twitter se han sucedido por toda la Tribuna del Congreso. El diputado de Compromís Joan Baldoví se ha preguntado si todos los investigados pueden abandonar España: "¿O solo los eméritos?, se ha planteado.