Unidas Podemos ha presentado una querella contra Herman Tertsch ante el Tribunal Supremo. El motivo, entiende la formación liderada por Pablo Iglesias, es que el eurodiputado de Vox ha incitado a través de la red social Twitter a la rebelión armada contra el Gobierno de coalición liderado por Pedro Sánchez.

La formación liderada por Pablo Iglesias considera que los tuits del eurodiputado de Vox Herman Tersch son constitutivos de varios delitos, entre ellos, provocación para la rebelión armada, amenazas al Gobierno y un delito de odio por dos mensajes que publicó en Twitter, en los que "llamó a la intervención del Ejército" contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez, del que forman parte Podemos e Izquierda Unida.

En uno de los tuit a los que hacen referencia, fechado en el 2 de enero de 2020, Tertsch defiende: "En estos días parece que todos los cómplices de Zapatero desde el etarra Otegi a los comunistas Iglesias y Garzón se esfuerzan por hacer inevitable la aplicación del Articulo 8 para que las Fuerzas Armadas interrumpan un obvio proceso golpista de voladura de España como nación".

 

El escrito explica que el primer 'tuit' se lanzó tres días antes de que comenzara el debate de investidura y que tuvo "una notable repercusión en los medios de comunicación, lo que da cuenta de la preocupación que ha generado en la sociedad española esta declaración del querellado".

Otro mensaje denunciado es en el que Tertsch difundió el pasado 22 de enero, en el que pedía que "las Fuerzas Armadas, que se encuentran jerárquicamente subordinadas al Gobierno democrático de España, activen su fuerza en contraposición a la acción de impulso ejecutivo y legislativo del Gobierno y de las Cortes Generales".

"Viene participando de forma notoria y ostensible en la generación de un clima de confrontación contra el legítimo Gobierno democráticamente elegido por el Congreso de los Diputados" llamando "de forma contumaz" a los "sectores militares" para que ejerzan su fuerza "como si fuesen un poder autónomo del Estado", subraya IU y Podemos en su querella.

Según Unidas Podemos, las manifestaciones del eurodiputado de Vox "llamando a la intervención del Ejército contra la elección y despliegue de políticas del Gobierno que días después iba a ser investido por el Congreso", se produjeron en un contexto en el que determinados sectores de la sociedad "alentaron la creación de un agresivo clima de rechazo a la investidura del nuevo presidente".

"No cabe duda de que el querellado se ha valido de un medio de difusión de masas, como es la red social Twitter, para facilitar la publicidad de su incitación a la rebelión de los miembros de las Fuerzas Armadas", afirma la querella. Añade que es "baladí señalar" que el legislador incluyó la provocación (o incitación) para la comisión de delito de rebelión "por la graves consecuencias que puede llegar a producir sobre la paz social y el normal funcionamiento del juego democrático".

Señala además que entre las personas que "estaban generando ese clima de confrontación" se encuentra el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, Fulgencio Coll Bucher -general retirado, jefe del Ejército de Tierra entre 2008 y 2012-, que realizó una serie de declaraciones el día 23 de diciembre de 2019 en las que, según los querellantes, insinuaban "que el jefe del Ejecutivo debía ser destituido por otros poderes del Estado por ser un problema para la 'seguridad nacional', alentando igualmente una suerte de quebrantamiento del Estado de derecho".

Por todo ello, pide a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que, de acuerdo al artículo 71.3 de la Constitución, que establece la competencia de la misma para investigar a diputados o senadores, "aforamiento que debe extenderse a eurodiputados", a que abra una causa contra él para investigar estos hechos.

En este sentido, solicita al alto tribunal que solicite el suplicatorio al Parlamento Europeo para poder proceder penalmente contra él y poder practicar una serie de diligencias para la "comprobación de los hechos denunciados". Asimismo, mientras se resuelven estos trámites, IU y Podemos piden al Supremo que llame a declarar a Hermann Tertsch "asistido de letrado de su confianza".