Unidas Podemos y el PSOE no han llegado a un acuerdo de investidura. Tras unas horas previas a la investidura frenéticas, con cruce de acusaciones y filtraciones de documentos por ambas formaciones, los de Sánchez e Iglesias se quedan sin formar un gobierno de coalición.

El PSOE le lanzó una última oferta el pasado miércoles en la que les ofrecía una Vicepresidencia y los ministerios de Vivienda e Infancia y Juventud. Podemos no estaba de acuerdo, y hoy les lanzó esta contraoferta: una vicepresidencia social y tres ministerios, incluido Trabajo.

Los de Pedro Sánchez rechazaron la contraoferta de inmediato, asegurando que mantenían la suya en pie. Ninguno de los dos se ha movido de sus posiciones y las negociaciones finalmente han entrado en punto muerto.

La formación morada votará finalmente abstención, una manera de no negar definitivamente la posibilidad de llegar a un acuerdo en la segunda investidura de septiembre, pero dejar claro que este acuerdo no les vale. De momento, la investidura de Pedro Sánchez volverá a fracasar.

Irene Montero ya ha votado telemáticamente y, tal y como hará todo su partido, ha votado abstención.