Unidas Podemos arranca el año con un nuevo tema de presión sobre la mesa del Consejo de Ministros: la factura eléctrica. Los morados han encontrado en el mercado de la luz una nueva baza y exigen a su socio de Gobierno modificar ya el mercado energético para dar solución a las subidas récord del precio registradas al tiempo que la nieve y el frío de 'Filomena' golpeaban al país. El ministro Ábalos ha rechazado con contundencia la posibilidad de nacionalizar empresas energéticas.

La coalición se abre a un nuevo frente entre los socios de Gobierno, después de los vividos a cuenta de los desahucios, la subida del salario mínimo interprofesional, la reforma de las pensiones o el corte de suministros.

Según fuentes de Unidas Podemos a laSexta, el sistema de 'subastas marginalistas' ideado por Gobierno de José María Aznar es "defectuoso", ya que los precios finales de la electricidad no casan con lo que cuesta generarla.

Así, Unidas Podemos remite al acuerdo de coalición firmado con el PSOE, donde se contempla la modificación del sistema y, en concreto, terminar con la "sobrerretribución" que reciben en el mercado mayorista las centrales nucleares e hidroeléctricas.

Crear una empresa energética pública

Para los de Pablo Iglesias, estas empresas explotan "beneficios caídos del cielo", puesto que en su día se reconocieron unos 'Costes de Transición a la Competencia' que les permitieron recuperar las inversiones iniciales. El objetivo ahora de los morados es que esos "beneficios" se destinen a reducir el coste de la factura.

Esta misma mañana, la ministra de Igualdad y 'número dos' de Podemos, Irene Montero, insistía en 'La Cafetera' de Radiocable en que el Gobierno "tiene que dar respuesta" a la subida de la luz y que los morados "llevarán hasta el final" la creación de una empresa pública de energía "para mejorar la competencia y proteger a los más vulnerables".

El ministros de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha sido cuestionado al respecto de si ve posible la nacionalización de empresas energéticas para ayudar a bajar los costes de la factura, a lo que ha sido rotundo: "Sobre nacionalizar empresas, ya le digo yo que no".

Al igual que sucedió con los cortes de suministros a las familias vulnerables, todos los ojos están puestos ahora en el Ministerio para la Transición Ecológica, que es a quien le compete la gestión del mercado energético.

Subida "coyuntural"

Desde la parte socialista del Gobierno se viene insistiendo en los últimos días que la subida de la factura durante la ola de frío es "coyuntural", ya que se da la tormenta perfecta: alta demanda y poca aportación de las fuentes renovables al sistema, precisamente por las condiciones meteorológicas.

Fuentes de la vicepresidencia cuarta a laSexta responden a sus socios con los logros alcanzados en los dos años y medio desde que el PSOE llegó al poder, en un esfuerzo "mantenido" en una agenda reformista del mercado energético: la eliminación del impuesto al sol, la promoción del autoconsumo o la reciente creación de un Fondo de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que pretende reducir la factura eléctrica un 13% en los próximos cinco años. Es decir, replican a los morados que se están haciendo cambios importantes en el mercado y que afectan al consumidor.

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica dicen que seguirán trabajando en la mejora del funcionamiento del mercado y en proteger al consumidor "dentro del marco regulatorio europeo".

"Se notará muy poco"

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado recientemente que no hay que asustarse por la subida del precio de la luz en el mercado mayorista porque "se notará muy poco" la factura eléctrica mensual de las familias.

El precio medio diario de la luz en el mercado mayorista se disparó el pasado jueves en medio de la ola de frío hasta 94,99 euros/megavatio hora (MWh), el segundo más alto en la historia.

La ministra ha explicado que esto no significa que la factura eléctrica vaya a subir en la misma medida, porque el precio de la energía en el mercado es una de sus variables y representa sólo un 35 % de la misma.