El servicio ferroviario de Rodalies entre Girona y Barcelona se encuentra interrumpido a causa de una quema de neumáticos en la vía entre Caldes de Malavella y Riudellots de la Selva que ha sido reivindicada como una acción de protesta independentista a través de las redes sociales.

La plataforma independentista Tsunami Democràtic ha recordado, a través de Twitter, que sigue "activo y reflexivo" y que trabajará "a medio y largo plazo".

 

Así, la plataforma independentista ha asegurado que "a través de su pluralidad, ha hecho una reflexión pausada de la situación política y ha revisado sus aciertos y errores para convertirlos en aprendizaje para ser más eficiente en sus acciones". Además, Tsunami Democràtic ha analizado su trascendencia internacional y las consecuencias políticas de sus actos, asegurando que "se ha conseguido imponer una agenda y un marco político propios", y poniendo como ejemplo la extensión del lema 'Spain, sit and talk'.

De esta forma, reiterando que "el proyecto político de más de dos millones de personas ha sido prohibido y perseguido", la plataforma independentista ha vuelto a llamar a la movilización: "Continuaremos proponiendo acciones de protesta no violenta y de desobediencia civil masiva mientras las reclamaciones mayoritarias de la sociedad catalana no sean atendidas". "Comienza la segunda ola", ha zanjado en la red social.

Daños en la infraestructura ferroviaria

Según confirma Renfe, las llamas han causado "importantes daños en la catenaria", lo que ha obligado a cortar la circulación de trenes.

Para facilitar la movilidad de los viajeros de las líneas R11 y RG1, se ha establecido un servicio alternativo por carretera entre Girona y Caldes de Malavella. Además, Renfe acomodará en la medida de lo posible a los clientes que circulen entre Girona y Barcelona en los trenes de alta velocidad.

Los técnicos del gestor de infraestructuras ferroviarias Adif tienen previsto que el servicio de Rodalies se restablezca sobre las 11:00 horas.

Por otro lado, un desprendimiento sobre las vías entre Ripoll y Sant Quirze interrumpe la circulación de trenes en este tramo, a donde se desplazan en este momento trabajadores de Adif para analizar la incidencia.