Conchín y Miguel son dos de los 26.743 pacientes con coronavirus que ya se han curado en España. Pero su historia es especial.

Llevan 60 años juntos y, juntos, en la misma habitación del hospital de Yecla, en Murcia, le han ganado el pulso al COVID-19.

Conchín, con 85 años, y Miguel, con 86, dejan claro que "sí se puede" vencer al virus. Y como no puede ser de otro modo, el alta les llega a ambos entre ovaciones de los sanitarios y música. Radiantes, emprenden el camino a casa.

Lo cierto es que cada mejoría de un paciente se celebra como una auténtica victoria en los hospitales de toda España. Es el caso de Estrella que, a punto de cumplir 100, está prácticamente curada.

"Es como un coche tiene una carrocería bastante defectuosa pero tiene un motor impresionante", cuenta su nieta, Ana Belén Álvarez. Y es que, después de pasar días duros en la residencia de Baños de Molgas, en Orense, Estrella ya está casi con un pie fuera.

Otra victoria, la de Roser, de 73 años. Cuando le ha llegado el momento de despedirse de la UCI del Vall d'Hebron ha decidido grabarlo con su móvil, para quedarse con ese recuerdo: el paso a planta es su reencuentro con un exterior que está cada vez más cerca.

Y otro ejemplo más, en el Hospital de Henares, en Madrid. Francisco, que es geriatra, se ha emocionado al ver a otra paciente de 103 años salir del área de cuidados intensivos.

Cada victoria de estos pacientes es un impulso más para ganar la batalla definitiva al coronavirus.