Los fiscales anticorrupción del caso Villarejo filtraron información al equipo jurídico de Podemos sobre la pieza secreta en la que se investiga el supuesto robo de un móvil a la exasesora de Podemos Dina Bousselham.

En un chat de Telegram del equipo jurídico al que ha tenido acceso El Confidencial, la exabogada de Pablo Iglesias afirma que un fiscal de la Audiencia Nacional, al que apoda Ironman, le había trasladado diligencias que están secretas, y que lo hacía extraoficialmente.

La semana pasada, el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, retiró la condición de perjudicado de Pablo Iglesias en la causa. En su auto, el juez rechazaba el recurso del líder de Unidas Podemos al que le reprochaba que no le diera inmediatamente a su colaboradora la tarjeta con información íntima.

En el escrito, argumentaba que éste tuvo la tarjeta de memoria del teléfono en su poder varios meses y que se lo ocultó a Bousselham. También, que cuando se la entregó, la tarjeta estaba dañada.

El juez atendía así a la petición de la Fiscalía, que argumentaba que ya no podía tener esa consideración. Sin embargo, el Ministerio Público tampoco planteaba llamarle a declarar como testigo ni pedir al Tribunal Supremo que declare como investigado.

Investigación de dos delitos

En esta causa, García Castellón investiga dos posibles delitos. Uno de descubrimiento y revelación de secretos y otro de daños, derivado de la destrucción de la tarjeta.

Iglesias podría enfrentarse a una investigación por el delito de daños, mientras que para el de revelación de secretos es poco probable porque tendría que denunciarlo la propia Bousselham.