Presumía de tener un arsenal de armas en su casa con el que podría empezar la Segunda Guerra Civil y no dejar "títere con Cabeza". Así habló un coordinador adjunto de Vox en Toledo en un chat.

Según ha publicado el diario El País, un exmilitar reclutador de militantes para Vox envió estos mensajes a un chat del partido tras conocer la aprobación del decreto que permite la exhumación de Franco.

Desde la formación le dieron un toque de atención y le pidieron que no enviase mensajes incitando a la violencia.