Las tres residencia de mayores de la localidad navarra de Tudela han decidido aislarse del exterior tras el brote de coronavirus detectado entre los asistentes a una boda, con 31 positivos hasta el momento, por lo que las 350 personas que viven en ellas no podrán recibir visitas ni salir del centro.

Así lo ha anunciado el alcalde Alejandro Toquero tras contactar con los responsables de los tres centros y decidir aplicar a los centros Nuestra Señora de Gracia y Torre Monreal lo que ya decidió la Casa de Misericordia.

"Lo hacemos por seguridad, para adelantarnos a posibles acontecimientos", ha dicho en unas declaraciones a los medios de comunicación en las que ha subrayado que "tenemos que proteger a los mayores porque son la gente más vulnerable" y "adelantarnos es vital".

El brote detectado en esa localidad se asocia a una boda celebrada recientemente con 31 positivos por coronavirus, uno de los cuales ha sido detectado en Pamplona y otro está hospitalizado. Este brote parte de dos casos detectados en días pasados y que, tras tener conocimiento de su relación con una boda, se inició un estudio de los asistentes al evento y sus contactos cercanos.

Hasta el momento se han más de 100 PCR de los cuales 31 han resultado positivas. Según ha explicado la Consejería de Salud, los casos que se han detectado hasta el momento no son graves.

Algunos de los asistentes a la boda estuvieron en algún bar de la ciudad ribera, por lo que se están realizando PCR a los contactos cercanos. Estas pruebas se están realizando en una carpa instalada en el exterior del Hospital Reina Sofía de Tudela.

Dado que el periodo de incubación de la enfermedad es de 14 días, la consejera de Sanidad no descarta que se vayan conociendo nuevos casos relacionados en los próximos días.