CONSIDERA QUE ES PARTE DEL DERECHO A HUELGA

CONSIDERA QUE ES PARTE DEL DERECHO A HUELGA

El TSJ de Andalucía no ve indicios de delito en los piquetes de Sánchez Gordillo

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha archivado la denuncia contra el parlamentario de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo por organizar un piquete en un supermercado de Estepa. El juez considera que dicha acción fue parte del derecho a huelga.

Juan Manuel Sánchez Gordillo junto a un Guardia Civil
Juan Manuel Sánchez Gordillo junto a un Guardia Civil | EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha archivado la denuncia contra el parlamentario de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo por las coacciones a un supermercado de Estepa (Sevilla), ya que su acción fue parte del derecho a la huelga y a "afear" su comportamiento a quien no la secundase.

El alto tribunal andaluz archiva también otras cuatro acciones llevadas a cabo por Sánchez Gordillo, miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores, durante el paro general del 29 de marzo de 2012, ya que formaban parte del derecho a la huelga y son propias de la "presión ambiental típica de un piquete"".

El TSJA dice que Sánchez Gordillo solo intentó que los trabajadores del supermercado Mercadona secundasen la huelga "sin más arma que la palabra, el ruido o la presencia física" con la finalidad de conseguir su cierre.

El magistrado del TSJA Miguel Pasquau, que instruyó la denuncia al ser aforado Sánchez Gordillo, da validez al vídeo aportado por la Guardia Civil, en el que se oye al diputado decir al director del supermercado que, en caso de no cerrar, "te tiramos todo lo que hay por ahí, porque tiramos todo al suelo y vas a tener que poner aquí a trabajar veinte días a la gente. Me has entendido, ¿no?".

Según el magistrado, esta frase no es constitutiva de delito, sino acaso de una falta, porque las circunstancias que la rodearon no le dan la "intensidad necesaria" al tratarse Mercadona de un establecimiento "con un importante volumen de negocio" que, de hecho, volvió a abrir poco tiempo después. Ello pese a que las coacciones provenían de un sindicato cuya "militancia y capacidad operativa es notoria", dice el juez.

El auto relata las cinco acciones llevadas a cabo por Sánchez Gordillo, primero en una oficina de la Diputación de Sevilla, donde instó al gerente a cerrar mientras el piquete llamaba "esquiroles" a los trabajadores, luego en la tienda de ropa "El Rubio", donde el piquete advirtió a la empleada que "iban a comprar, aunque se habían olvidado el dinero" y finalmente en Mercadona.

Agencias | Madrid | 07/02/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.