El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado en una rueda de prensa la muerte de Abú Bakr al Baghdadi, líder del grupo terrorista Dáesh, durante una operación del Ejército de Estados Unidos en el norte de Siria, donde vivía Al Baghdadi. "El líder de la organización terrorista más despiadada del mundo está muerto", ha anunciado Trump, que ha revelado detalles de la operación.

"Capturar y matar a Baghdadi ha sido la máxima prioridad de seguridad de mi administración", ha explicado el mandatario norteamericano, que ha precisado que "las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos ejecutaron un ataque peligroso por la noche en Siria, y realizaron su misión de la mejor manera posible". Trump también ha señalado que no han sufrido bajas durante la operación.

"Muchos de los combatientes y compañeros de Baghdadi murieron con él", ha continuado explicando el presidente de Estados Unidos, que ha pasado a detallar los pasos y el resultado de la operación: "Su campamento ha sido despejado ya. Muchos, o bien se han rendido, o bien han muerto con él. Los niños salieron del complejo y están ilesos". Trump ha contado cómo encontraron a Baghdadi "acorralado en un túnel sin salida" y ha informado de que los tres hijos de Baghdadi han muerto con él: "Se los llevó al túnel, condenándolos a una muerte segura". Según el presidente de EEUU, Baghdadi "autodetonó su chaleco" y, con la explosión, "murieron sus tres hijos".

"Los resultados de las pruebas realizadas dan una identificación inmediata y positiva: es él", ha asegurado Trump, que ha añadido que Baghdadi, que "pasó tanto tiempo intimidando a los demás, ha pasado sus últimos momentos con miedo y pánico ante las fuerzas americanas". Trump también ha destacado que "una vez cumplida la misión", el grupo de fuerzas especiales ha logrado llevarse "material altamente sensible y confidencial que tenía que ver con ISIS, sus orígenes y sus planes de futuro".

El mandatario norteamericano ha resaltado que la muerte del líder de Dáesh "demuestra el compromiso con la derrota plena y completa de ISIS y otras organizaciones terrorista". Trump ha recordado la muerte del "violento hijo de Bin Laden", al que ha denominado "príncipe heredero de Al Qaeda, organización destinada a asesinar a personas inocentes". A este respecto, Trump ha asegurado que los terroristas "nunca van a dormir tranquilos sabiendo que los vamos a destruir por completo".

"Tenemos en el punto de mira a otras organizaciones terroristas", ha apuntado Trump, que ha afirmado que Baghdadi "y los perdedores que trabajan con él seguirán siendo perdedores. No tenían ni idean de lo que se metían", y ha añadido: "En algunos casos eran títeres asustados, y en otros asesinos a sangre fría. Han matado a muchísimas personas".

Trump se ha referido a Dáesh como "una de las organizaciones más depravadas que ha visto la historia" y descrito al líder de Dáesh como un "hombre violento, perverso, y que ha muerto de una manera violenta, como un cobarde, arrastrándose, lloriqueando". Finalmente, Donald Trump ha valorado la actuación de los servicios de inteligencia y las fuerzas encargadas de la misión y ha agradecido la ayuda y el esfuerzo de otros países: "Quiero dar las gracias a Rusia, Turquía, Siria e Irak, y también a los kurdos por el apoyo que nos han podido proporcionar".

[[LINK:INTERNO|||Video|||5db557fa7ed1a8044fc08a0a|||]]

EEUU anuncia la muerte del líder de Dáesh, Abú Bakr al Baghdadi, durante una ofensiva en Siria