Incomodidad en el PP tras las palabras de Isabel Díaz Ayuso. Su entorno ha tenido que aclarar que sus declaraciones sobre la postura del rey frente a los indultos solo respondían a "una pregunta retórica". Y es que la presidenta madrileña se preguntó si Felipe VI "va a firmar" los posibles indultos a los independentistas catalanes y si el Gobierno le va a "hacer cómplice de esto".

Pablo Casado, en la presentación de la convención nacional del partido de otoño, se ha referido a ello y ha dicho que la monarquía parlamentaria es ejercida "de manera impecable por su majestad Felipe VI". "La responsabilidad es exclusiva de Sánchez", ha apuntado.

Las declaraciones de Ayuso han generado polémica y han obligado al Partido Popular a dar la cara, aunque en público evitan desautorizarla. "Esa mención al rey fue una pregunta retórica de la que no se esperaba una respuesta, fue para culpar a Sánchez", han indicado fuentes de la Presidencia de la región.

Asimismo, han aclarado que "no fue una pregunta esperando una respuesta" porque, aseguran, "Ayuso sabe bien que el rey debe firmar lo que le ponga el Gobierno". Un mensaje que insisten en trasladar ante las palabras de la presidenta de la Comunidad en funciones, de las que se desmarcan.

Desde Génova también han insistido en que el presidente del Gobierno "no debería comprometer al rey". José Luis Martínez-Almeida ha querido alejar el debate de las declaraciones de Ayuso.

En una entrevista a 'Espejo Público', el portavoz del PP ha manifestado que "el debate no es el papel del rey, sino si proceden o no los indultos", desmarcándose así de Ayuso.

En este sentido, ha destacado que "el rey, la última garantía institucional, va a cumplir con su deber constitucional como lo hizo siempre". Así, ha declarado que la presidenta del Ejecutivo madrileño "quiso reflejar la indignación por el uso que se está dando a las instituciones, pero no poner en duda que el rey cumpliera con su papel".

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz del partido en el Congreso, Cuca Gamarra, que se ha visto obligada a recordar que "nuestro sistema es el de monarquía parlamentaria y el papel que tiene el rey en la misma".

Fuentes de la Comunidad de Madrid aseguran que "esa mención al rey fue una pregunta retórica de la que no se esperaba una respuesta"

Gamarra ha querido poner en foco sobre lo que considera un "clamor en las calles" contra los indultos. "El clamor que impera en la sociedad española es el rechazo a unos indultos, cuyo único responsable es Pedro Sánchez y su Gobierno", ha agregado en declaraciones a 'RTVE'.

Sin embargo, otras fuentes presentes durante el discurso de la presidenta sí creen que desvió la atención y consideran que sus declaraciones no fueron acertadas.