El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reivindicado el simbolismo con el que el soberanismo reclama la libertad de sus líderes presos: "El lazo amarillo representa hoy más que nunca al Govern de Catalunya".

 

Lo ha hecho en Twitter, después del revuelo que se ha formado en el Parlament por la polémica que ha originado Cs al retirar un lazo amarillo que estaba colocado en la bancada del Govern.

El diputado de Cs Carlos Carrizosa ha retirado el lazo y el presidente del Parlament, Roger Torrent, le ha pedido que volviera a ponerlo: al negarse el primero, el presidente ha suspendido el pleno y ha reunido a los grupos.