Quim Torra guarda silencio y no contesta a la periodista de laSexta que le ha preguntado si condena la violencia de anoche. El president de la Generaliat se ha unido este mediodía a la marcha de la libertad que ha salido de Girona, según informa Elisabeth López

Hasta en tres ocasiones la redactora le ha preguntado, pero Torra ha obviado la cuestión mientras se fotografiaba con asistentes a la marcha. "La violencia no nos representa", ha dicho cuando ha atendido a los medios. "Todo mi apoyo y mi solidaridad a todos los catalanes que en este momento están expresando de forma pacífica, como siempre, el derecho a la autodeterminación. Lo volveremos a hacer", y ha hecho un llamamiento al "espíritu pacifico, como esta marcha".

Ya hay voces en el independentismo y también en el Ejecutivo en funciones que le exigen que se pronuncie y condene expresamente la violencia. El dirigente de ERC Gabriel Rufián ha sido de los primeros en pedírselo en Twitter, "sin ambages ni paliativos".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha criticado en Twitter que participe en esa marcha convocada por la ANC.

 

Comparecencia de Buch

A primera de este miércoles, el presidente de la Generalitat ha convocado una reunión de urgencia con la cúpula del Govern tras los graves incidentes en Barcelona, a la que han asistido el vicepresidente, Pere Aragonès, la consejera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, y el consejero de Interior, Miquel Buch.

Tras anunciarse una comparecencia de Buch a las 10.30 horas, se ha aplazado a las 12.00 y finalmente a última hora de la mañana han convocado a una nueva hora, a las 17.00 horas. Desde varios sectores del independentismo están pidiendo ya la dimisión del conseller tras las numerosos altercados.

Los violentos altercado de anoche provocaron numerosas reacciones, aunque dentro del Govern catalán solo la del vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, que en Twitter hizo una llamada al independentismo a huir de la violencia, con la finalidad de "no regalar un 155 encubierto".

 

Reacciones a los disturbios

La alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, ha asegurado que Barcelona es "ciudad de paz y diálogo": "No queremos prisiones injustas ni cargas contra gente pacífica. Tampoco queremos incendios como los de esta noche en Barcelona: son inaceptables y ponen en riesgo la seguridad de vecinos. Merecen un rechazo unánime y que todas las instituciones hagan un llamamiento a la calma".

 

Jaume Colldoni, teniente de alcalde de Barcelona por el Partido Socialista de Cataluña ha señalado su condena a "los actos violentos sufridos en Barcelona" durante la segunda jornada de protestas. Además, ha hecho una llamada a la calma, porque, ha recordado, "Barcelona es de los barceloneses y barcelonesas": "El derecho de manifestación y protesta en democracia se expresará desde el respeto y la convivencia".

 

Gabriel Rufián también ha expresado su opinión a través de Twitter. El diputado de ERC ha condenado la actuación de la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra, respecto a los que ha asegurado estar actuado "de forma desproporcionada", aunque también ha condenado las actitudes de algunos manifestantes, sobre los que ha sentenciado que "quienes tras protestas cívicas y pacíficas se quedan a regalar imágenes violentas"ni les representan ni les representarán "JAMÁS".

 

El Ejecutivo de Pedro Sánchez emitió un comunicado en el que asegura que la "violencia está siendo generalizada en todas las protestas" contra la sentencia condenatoria a los líderes del procés y que esta no es fruto "de un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinada por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña".

Pablo Casado ha instado a Sánchez a activar "la Ley de Seguridad Nacional" para que "ningún Cuerpo policial esté sujeto a directrices de los independentistas", y "proteger" así "su integridad".

 

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha calificado como "inadmisible" lo que "se está viviendo en Cataluña" y se ha dirigido directamente a Pedro Sánchez: "No puede seguir impasible ante esta ola de violencia que está sembrando el caos. Se lo advertimos, se veía venir hace tiempo, va tarde. Tiene que actuar y proteger a los ciudadanos de los radicales separatistas. ¡Basta ya!".