El Govern ha acusado al ejecutivo de Pedro Sánchez de haber reaccionado "tarde y mal" para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus y le ha avisado de que no permitirá que "invada" competencias autonómicas en las medidas que apruebe para controlar la pandemia.

En rueda de prensa, la portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, y el conseller de Interior, Miquel Buch, han insistido en que el Gobierno se está planteando medidas "drásticas" frente al coronavirus que la Generalitat "hace tiempo que está tomando" y han criticado que Pedro Sánchez no haya respondido a su petición de confinar Cataluña.

Ambos consellers han planteado sus críticas al Gobierno en una comparecencia que ha tenido lugar poco después que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya anunciado en Twitter que coincide con el lehendakari, Iñigo Urkullu, en rechazar que el Gobierno "confisque" competencias autonómicas.

"No permitiremos que se vulneren nuestras competencias y, además, viendo que el Gobierno español está respondiendo tarde y mal", ha recalcado Budó, quien ha aseverado que la Generalitat "ya está realizando todas aquellas acciones necesarias" y llevando a cabo medidas "que no se han tomado en otras comunidades autónomas".

Por eso, ha exigido al Ejecutivo que "respete" las "competencias transferidas" y que "priorice la cooperación y colaboración entre administraciones" en lugar de "imponer medidas", en alusión al borrador del decreto que declara el estado de alarma y que se prevé que Sánchez ratifique este sábado.

Dudas en el Gobierno vasco por la gestión de Sánchez

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha dicho que "sería un 155" si el Ejecutivo central se atribuyera "todas" las competencias autonómicas en materia de seguridad y salud por la pandemia del coronavirus, aunque ha matizado que esa no parece ser "en principio" la intención del presidente Pedro Sánchez.

En declaraciones a Radio Euskadi, y preguntado por la posibilidad de que el Gobierno central establezca un mando único de control sobre las Comunidades Autónomas, Erkoreka ha indicado que, en una conversación que mantuvo el lehendakari, Iñigo Urkullu, con Pedro Sánchez, éste mantuvo una "actitud respetuosa en principio con las competencias autonómicas y voluntad de continuar trabajando conjuntamente en un marco cooperación entre los dos Ejecutivos como en la última semana".

"Sería una sorpresa que el Gobierno anulara las competencias autonómicas en materia de seguridad y salud y abocara para sí todas las atribuciones públicas en esta materia, sería un 155 en esta materia que en principio no estaba anunciado ni en el tenor de las conversaciones", ha añadido.