La incidencia acumulada mantiene su crecimiento, subiendo 31 puntos en una semana hasta situarse en los 182 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un 20% más que la semana pasada.

Ceuta, Melilla, Navarra, Madrid y Euskadi están en riesgo extremo. Entre ellas la que más crece en incidencia es Madrid, aumenta un 21% esta semana. Además, todos los indicadores empeoran. El que más preocupa es el aumento de camas UCI, máxime tras semanas de esfuerzo para bajar la ocupación en críticos. Desde la semana pasada, la curva vuelve a subir, con 2.050 personas ingresadas con COVID, un 8% más en una semana.

También empeora la positividad. Tras varios meses de caída después del pico de la tercera ola, la curva se invierte desde la semana pasada y escala hasta el 8% alejándose cada vez más del 5% recomendado por la OMS.

En el repaso diario, la mayor parte de las comunidades comunican un aumento de los contagios. Es el caso de Murcia, que triplica el dato del sábado pasado con 45 casos y un fallecido. Baleares notifica un ligero ascenso con 45 casos y ningún fallecido. Fuerte crecida también en Navarra, que comunica 222 casos, una veintena más que hace siete días. Cantabria comunica una leve bajada con 56 casos y un fallecido.

Castilla y León registra 473 nuevos casos y tres fallecidos, Andalucía supera la tasa de incidencia de 200 casos por cada 100.000 habitantes, registrando más de 2.000 contagios. La Rioja ha aumentado en 20 más los casos activos por coronavirus en las últimas 24 horas, hasta llegar a los 489. Cataluña, por su parte, notifica 2.269 nuevos contagios. Además, se han notificado 37 fallecimientos más a causa de la pandemia.

La peor cifra siguen siendo los fallecidos. Esta semana la cifra ha ido en aumento y sumamos en total 630 decesos, una media de cinco muertes cada hora.