Sanidad ha comunicado este viernes qué comunidades, provincias o territorios cambian de fase. No ha habido grandes sorpresas y a partir del lunes más de media España pasa a fase 3.

Ha pasado más de un mes desde que el 4 de mayo España entró en fase 0, la más restrictiva y desde la que cada semana o quince días han ido avanzando los territorios o provincias hasta situarse ahora en estos nuevos escenarios, con la idea de que a finales de junio, todo el país esté ya en esa 'nueva normalidad'.

Fase 3

La fase 3 supone el fin la cogobernanza que ha mantenido el Ministerio de Sanidad con las comunidades autónomas y serán directamente los presidentes autonómicos quienes gestionarán el control de la epidemia en sus respectivos territorios. Así podrán decidir la movilidad entre sus provincias o áreas territoriales siempre que estén en la misma fase y decidir cuándo quieren pasar a la llamada 'nueva normalidad'.

Aragón: el presidente de Aragón, Javier Lambán, solicitó al Ministerio que toda la comunidad de Aragón pasara a la fase 3 de la desescalada este mismo lunes y así será.

Andalucía: a pesar de que Granada y Málaga sólo llevan una semana en la fase 2 de la desescalda, toda la Comunidad pasará a fase 3 como solicitó la Junta.

Asturias: pasará a la fase 3 de la desescalada este lunes y lo hará a pesar de la preocupación por los rebrotes en las residencias de mayor de algunas localidades de la región.

Baleares: el Gobierno de las islas pidió el cambio de fase de las islas que aún estaban en fase 2 a la fase 3 de la desescalada y así ocurrirá. Formentera, ya en fase 3 desde el 1 de junio, continuará una semana más en esta fase hasta alcanzar la 'nueva normalidad'.

Canarias: todas las islas pasarán a fase 3 a pesar de que se detectara un positivo en un avión con destino a Lanzarote hace apenas unos días. La Graciosa, La Gomera y El Hierro ya estaban en fase 3 desde el pasado 1 de junio.

Cantabria: pasará a fase 3 e incluso el Gobierno regional ha analizado un propio plan de reapertura de diversos comercios u hostelerías.

Castilla La-Mancha: a partir del lunes, pasarán a fase 3 Guadalajara y Cuenca. Quedarán en fase 2 Toledo, Ciudad Real y Albacete.

País Vasco: Euskadi pasará a la última fase de la desescalada este mismo lunes. El presidente, Íñigo Urkullu, solicitó además que se permita la movilidad entre las tres provincias vascas y las comunidades colindantes, como Cantabria o Navarra durante esta nueva etapa.

Extremadura: pasará a fase 3 el lunes.

Galicia: toda la Comunidad pasa a fase 3. la Xunta solicitó, al igual que Esukadi, movilidad entre sus provincias.

La Rioja: pasará a fase 3. Se trata de una de las comunidades con mejor evolución de la pandemia.

Murcia: pasará a fase 3 también, pero López Miras ha querido puntualizar una serie de restricciones adicionales. Por ejemplo, solo se permitirá actividades al aire libre de hasta 100 personas, 50 en espacios cerrados y 20 para el resto de reuniones. Además, ha solicitado que los billetes de transporte público sean nominales para identificar contagios.

Navarra: es otra de las regiones que ha decidido añadir algunas restricciones propias para el pase a la fase 3.

Todos los territorios que accedan al último paso antes de la 'nueva normalidad' serán controlados por la comunidad autónoma a la que pertenecen, sin tener que depender del Gobierno.

Ya estaban en fase 3 desde el pasado lunes las islas de Formentera (Baleares), La Gomera, El Hierro y La Graciosa (Canarias).

Las CCAA asumen el mando

A partir de este lunes 8 de junio, además, las Comunidades Autónomas que entren en la fase 3 asumirán la autoridad del plan de desescalada para seguir avanzando hacia la 'nueva normalidad'.

"Ahora serán las comunidades quienes cuenten con el apoyo de este Gobierno", aseguró este fin de semana el presidente del Gobierno en la Moncloa, donde ha dado cuenta del acuerdo que ha alcanzado con los presidentes regionales para que recuperen los poderes que había adquirido el Gobierno con la puesta en marcha del Estado de Alarma.

Sánchez ha detallado así que la máxima responsabilidad de la gestión "se traslada a las Comunidades Autónomas en fase 3", y que comenzarían a devolverse dichas competencias desde el 8 de junio. Además, ha precisado: "A partir de ese día, habrá comunidades enteras a las que levantar la alarma".

"La autoridad será el presidente de cada CCAA"

En este sentido, Sánchez ha añadido que "la autoridad para la desescalada será el presidente o presidenta de cada comunidad", y que serán estos los que marquen "la duración" de esta fase. Sobre esta cuestión ha ahondado el presidente: "Comunicarán al Gobierno si la emergencia ha sido superada y se puede levantar el Estado de Alarma. En esa nueva prorroga, si consideran el aporte del ministro de Sanidad, les daremos nuestra recomendación".

De esta manera, el líder del Ejecutivo ha asegurado que "no pondrán objeción" a la decisión de los dirigentes autonómicos: "Siempre dijimos que la desescalada contaba con el concepto de asimetría, de gradualidad, de coordinación y de adaptabilidad. Esto es un sinónimo de adaptabilidad". Eso sí, ha matizado que "lo único que quedará en manos del Gobierno será la regulación de la movilidad" y que se seguirá trabajando "como hasta ahora" en los territorios que se encuentren aún en fase 2.

Fase 2

Parte de Cataluña, la Comunidad de Madrid y Castilla y León pasarán a fase 2, donde permanecerán la Comunitat Valenciana y Ceuta, que no han pedido progresar. Los gobiernos de la Comunidad Valenciana y Ceuta han sido los únicos que no han remitido información esta semana al Ministerio que dirige Salvador Illa para cambiar de fase. También quedan en la 2 las provincias de Ciudad Real, Toledo y Albacete, que entraron en ese estadio el pasado lunes.

Madrid: La Comunidad de Madrid entrará en fase 2.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, transmitió al Ministerio que el número de pacientes ingresados ha bajado un 97%, y tan solo continúan en hospitalización 527 pacientes. Los ingresos en UCI también han descendido un 90%, situándose en 150 pacientes. La mortalidad también registra datos esperanzadores: "Un 98% menos, ayer se registraron siete fallecidos", según informa la Comunidad de Madrid.

Además, desde la Comunidad de Madrid afirman que la Consejería de SAnidad sigue trabajando en el control de casos sospechosos a través del Sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos: "Desde el 11 de mayo hasta el día de ayer, se han realizado 89.446 PCR de sospechosos (3.727 de media al día) y 2.368 han dado positivo. Esto supone que sólo un 2,6% de los casos sospechosos ha dado positivo".

Cataluña: quedarán en fase 2 la región sanitaria de Barcelona con las regiones sanitarias Metropolitana Norte y Metropolitana Sur y región sanitaria de Lleida.

Castilla y León: A pesar de que es una de las comunidades que ha dividido su territorio en diversas áreas de salud para solicitar el cambio de fase, en esta ocasión toda la Comunidad pasará a la fase 2 de la desescalada, sumándose a El Bierzo y Laciana, los dos territorios que ya se encuentran en esta fase desde el pasado 1 de junio.

Estado de alarma hasta el 21 de junio

Además, el próximo martes, 9 de junio, el Consejo de Ministros aprobará un real decreto con medidas de prevención y coordinación adaptadas a la nueva normalidad tras la fase 3 del plan de desescalada, tras finalizar la sexta prórroga del estado de alarma, que finalizará el 21 de junio.

Este real decreto aglutinará medidas sanitarias para hacer frente a la pandemia de coronavirus hasta que esté disponible la vacuna. Esta nueva norma, que entrará en vigor cuando finalice el estado de alarma, corresponde a uno de los compromisos adquiridos con Ciudadanos a cambio de su voto a la última ampliación.

Las medidas que se aplicarán en el ámbito de la prevención y la contención serán coordinadas con las Comunidades Autónomas y se llevarán ante el Consejo Interterritorial de Salud. Entre ellas, se encuentra la de mantener la obligación de llevar las mascarillas.

Ocho semanas y cuatro fases para la 'nueva normalidad'

Se espera que a finales de junio toda España esté en esa llamada 'nueva normalidad' tras dos meses de desescalada que Sánchez anunció a finales de abril y dividió en cuatro fases.

La primera, la fase 0, entró en vigor el 4 de mayo, y ya el 11 de mayo, muchas provincias entraron en la fase 1, que ya contemplaba la apertura de pequeño comercio, a excepción de los grandes centros comerciales. Apertura de las terrazas de restaurantes con aforo limitado y también hoteles y alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes.

La fase 2 o intermedia, la que estrenarán previsiblemente Madrid y Barcelona, y en la que están desde el pasado lunes el 70 por ciento de los españoles, ya incluía de los locales interiores de restaurantes con un tercio del aforo y medidas de separación y solo servicio en mesa.

En la fase 3 o avanzada, se permitirá de manera general el comercio con un 50% del aforo y distancia mínima de dos metros y se "suavizarán" las restricciones en restaurantes y locales. Es en esta tercera y última fase de la transición a la nueva normalidad cuando Sánchez ha situado la "apertura de las playas".