El Gobierno comenzará la próxima semana el estudio del INE para conocer el grado de expansión del virus. Ese plan, conocido este martes, consiste en la realización de test masivos a más de 62.000 ciudadanos.

Servirá para determinar cuántas personas han pasado el coronavirus (test serológicos) y probablemente sean inmunes a una nueva infección por Covid-19. Esos datos permitirán saber si se alarga el confinamiento y en qué grado de restricción.

Según ha podido confirmar laSexta, el Ejecutivo busca realizar pruebas rápidas en unos 30.000 hogares. Si en el primer test hay un negativo, se procederá a la realización de una PCR, un sistema que se repetirá a los 21 días.

El plan, según ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ejecutará en tres semanas y servirá para evaluar en qué medida podría expandirse de nuevo el coronavirus ante una rebaja de la medidas de confinamiento y el grado de vulnerabilidad de la población.

La selección de los hogares para la realización de las prueba se hará contando con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística, que ayudará en la selección de las personas que no hayan tenido acceso a la prueba, una cifra que podría ser de hasta el 80% de afectados.

Además, el documento del Gobierno que especifica este plan, apunta que la propagación del Covid-19 no ha sido homogenea en toda España, por lo que la flexibilización de las medidas restrictivas podría darse de diferente forma en distintos territorios.

Los equipos que se dedicarán a realizar las pruebas masivas serán aportados por las comunidades autónomas y no tendrán que ser personal sanitario ya que los test rápidos se realizan con un sencillo pinchazo en el dedo. El INE calcula que cada equipo destinado a esta labor podrá visitar unos 10 hogares al día, por lo que se necesitarán 500 equipos trabajando durante 7 días para recoger la mitad de la muestra total.

La participación en estas pruebas será voluntaria y simplemente será neceario firmar un consentimiento. A pesar de esto el Ejecutivo cree que la participación será elevada debido al "grado de alarma" que ha supuesto la pandemia del coronavirus.