SU HIJO RESPONSABILIZA AL GOBIERNO DE AZNAR

SU HIJO RESPONSABILIZA AL GOBIERNO DE AZNAR

La teoría conspiratoria se cobró una víctima mortal: el panadero Ángel Berrueta

La división política que se generó el 11 de marzo entre los que mantenían que había sido ETA y los que creían que era un atentado yihadista, también provocó otra víctima. Un panadero de Pamplona fue asesinado por un policía y su hijo, simplemente porque no quiso dejarles que colocaran un cartel contra ETA en su comercio.

Ángel se unió al duelo. El día después de la masacre no abrió su panadería que además lucía un crespón negro en memoria de las víctimas. "Solidaridad con las víctimas del 11M, él pensaba que no había sido ETA", contaba Aitziber Berrueta.

Pero eso fue paradójicamente lo que acabó con su vida. "A él lo mataron, lo asesinaron", afirma Aitor Berrueta, hijo de Ángel Berrueta.

Un vecino policía nacional y su hijo le mataron a balazos y cuchilladas por negarse a colocar un cartel de condena a ETA cuando ya había pruebas para pensar en el yihadismo. "Estata durmiendo, me llamaron por teléfono y me dijeron que a mi padre le habían pegado dos tiros", explica Aitor Berrueta.

Hoy Aitor recuerda a su padre en el mismo lugar donde fue asesinado, dice, por culpa de la división política que azuzaba aquellos días el gobierno de Aznar. "Personalmente responsabilizo totalmente al gobierno del señor Aznar, al señor Acebes que salió a primera línea convencido del tema, y la pena es que convenció a la oposición y a la ciudadanía".

Y la pesadilla no acabó el día que murió su padre. A las pocas semanas comenzaron las llamadas con amenazas de muerte, pedradas, ruedas pinchadas y pintadas siniestras. A ellos nunca nadie les ha pedido perdón.

laSexta.com | Madrid | 11/03/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.