Una nueva jornada de protestas contra la gestión del Gobierno de la crisis del coronavirus ha dejado imágenes de tensión en Alcorcón, en Madrid, al coincidir la cacerolada contra el Ejecutivo con una contraprotesta convocada por colectivos antifascistas.

Los hechos ocurrieron en la Plaza de los Príncipes, en el barrio de Parque Lisboa de la localidad, sobre las 21:00 de la noche, hora a la que se vienen convocando las protestas contra Sánchez en diferentes lugares durante los últimos 10 días.

Ambos grupos, la mayoría con mascarillas, se enzarzaron en enfrentamientos verbales, pero la presencia policial evitó mayores incidentes. En este sentido, la Policía Nacional de Madrid no recogió ni incidentes ni sanciones, aunque los agentes establecieron un cordón para separar a ambos grupos y prevenir confrontaciones.

No obstante, sí se produjeron diversos gritos y cruces de reproches entre ambos. Así, mientras los participantes en la cacerolada pedían la dimisión del Gobierno al grito de "libertad", el otro grupo coreaba eslóganes como "fuera fascistas de nuestros barrios".

Tras la tensión vivida el martes, el Ayuntamiento de Alcorcón ha cerrado por decreto la plaza en la que se congregaron ambos grupos de manifestantes "para evitar contagios por Covid-19 ante las aglomeraciones de los últimos días", según ha explicado la alcaldesa del municipio, la socialista Natalia de Andrés, en Twitter.

 

De Andrés ha hecho un llamamiento "a la calma y la convivencia en la ciudad" y ha subrayado el carácter ilegal de ambas concentraciones "ya que se está poniendo en riesgo la salud de todos los vecinos con estas iniciativas", pidiendo "responsabilidad" a todos los vecinos del municipio.

Imágenes: Pablo García