La información que publica Infolibre sobre los graves insultos del coordinador de Vox en Sevilla a las mujeres feministas, a las que llama "zorras machorras del aborto libre" ha desencadenado un rifirrafe entre Jesús Maraña y Espinosa de los Monteros en la Cadena SER.

Cuando el periodista le ha preguntado sobre el tema, el portavoz de Vox en el Congreso ha asegurado que no le "consta nada de todo eso": "Ese tipo de afirmaciones no representan a Vox de ninguna manera".

"Las cosas se dicen de una manera a las nueve de la mañana en un programa de radio y de una manera distinta en un mitin a las 8 de la tarde. El tono, el vocabulario y el registro que se emplea es destino", proseguía Espinosa de los Monteros.

"Si le cojo su teléfono y miro su Whatsapp estoy seguro que le enciendo la cara de color rojo", le espetaba el político de Vox, a lo que Maraña respondía tajante: "Yo le dejo el Whatsapp, pero sobre todo en mis redes públicas no encontrará un insulto en ningún momento, y yo no soy político".

Ángel Bordas fue candidato de Democracia Nacional

El coordinador de Vox en Sevilla, Ángel Bordas, fue candidato en la lista del partido ultraderechista Democracia Nacional en las elecciones europeas de 1999, según ha desvelado el diario Infolibre.

A pesar de que él asegura que no es extremista y se califica como "patriota", el citado diario desvela graves insultos machistas y xenófobos de Bordas en Twitter.

En 2014 escribió que las feministas son unas "zorras machorras del aborto libre" y un mes antes lanzó un grave insulto homófobo al entonces candidato de Izquierda Unida Daniel González Rojas, de quien dijo que le gusta "poner el culito". A pesar de estas frases, Ángel Bordas asegura que no es ni “racista ni homófobo”.

Cuenta Infolibre que también fue candidato a la alcaldía de San Juan de Aznalfarache en 2015 por el Partido por la Libertad, una formación vinculada al xenófobo catalán Josep Anglada. En la campaña de esa localidad, donde se han vivido tensiones por la inmigración, su lema era "primero los de casa" y vinculaba a los migrantes con "la prostitución y las drogas".