La sanidad pública de la Región de Murcia ha suspendido las vacaciones, permisos y licencias de sus trabajadores sanitarios debido a la situación del coronavirus, e incluso plantea que, si fuera necesario, se cancelen aquellos ya concedidos y se reincorporen los profesionales que ya los están disfrutando.

Así lo refleja una comunicación interior urgente del Servicio Murciano de Salud (SMS), a la que ha tenido acceso laSexta, que apunta que, ya en la "tercera ola" de la pandemia, se hace necesario adoptar "medidas extraordinarias que permitan disponer de todos los recursos humanos que sean necesarios en las próximas semanas", que se prevén "críticas".

Por ello, la Dirección General de Recursos Humanos del SMS ha comunicado que no se deben conceder vacaciones, permisos ni licencias "salvo casos excepcionales y especialmente justificados", mientras dure "la situación excepcional de pandemia".

De acuerdo con el documento, el recurso de la bolsa de empleo para cubrir estos permisos ya no está disponible, puesto que se encuentran "prácticamente agotados los aspirantes en las bolsas más demandadas de médicos y enfermeros".

De hecho, la comunicación ordena que "si resultara necesario para garantizar el funcionamiento de los servicios asistenciales, se debe proceder a cancelar o suspender aquellos que ya se hayan concedido o incluso se estén disfrutando".

Una decisión que llega en un momento en que la Región de Murcia tiene una incidencia acumulada de 761,30 casos por 100.000 habitantes, y una ocupación hospitalaria de camas UCI por pacientes COVID que se sitúa en el 18,87%, según los últimos datos ofrecidos este jueves por el Ministerio de Sanidad.

Según estas cifras, actualmente hay 605 pacientes con coronavirus ingresados en los hospitales murcianos (un 14,96% de camas ocupadas) y 104 en Cuidados Intensivos.

El avance de la COVID-19 ha llevado en los últimos días al Ejecutivo de Fernando López Miras ha adoptar nuevas y más drásticas medidas para frenar la transmisión, prohibiendo toda reunión social entre personas no convivientes.