Desde hoy están suspendidos los vuelos de entrada procedentes de Reino Unido salvo para ciudadanos españoles o residentes. La medida, anunciada este lunes por el Gobierno, entra en vigor este martes.

La medida, que para algunos, como el PP, llega tarde, ha sido tomada, explican en Moncloa, después de que se haya expuesto en Bruselas la necesidad de tomar medidas coordinadas, algo que reclamaba España.

De hecho, la decisión de suspender los vuelos se ha tomado de manera concertada con Portugal y además "se reforzará también el control fronterizo en Gibraltar, una vez se ha detectado que hay un caso, según el Reino Unido, en el Peñón con la nueva cepa.

Desde La Moncloa se recuerda que, para poder entrar en España, es obligatorio que todo pasajero procedentes de países o zonas en riesgo se realice una Prueba Diagnóstica de Infección Activa, PDIA, para SARS-Cov-2 en las setenta y dos horas previas a su llegada con resultado negativo.

España era uno de los pocos países europeos que no tomaron la medida tras anunciarse esta nueva cepa, como si hicieron otros como Países Bajos, Noruega, Bélgica, Italia, Portugal, Alemania, Austria y Polonia.

No hay pruebas de que la nueva variante sea más letal que las anteriores pero si indicios de que es más infecciosa, lo que ha desatado la alarma en el continente y los contactos entre socios comunitarios ante la posibilidad de que más países se sumen a lo que ya amenaza con convertirse en un aislamiento de Gran Bretaña.

Esto es lo que sabemos de la nueva cepa de COVID-19

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70% más la transmisión del virus, el primer ministro británico, Boris Johnson, se vio forzado este sábado a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad, con duras medidas restrictivas en gran parte del Reino Unido.

Si bien esta variante se propaga con velocidad, no hay pruebas de que sea más letal o que pueda tener un impacto en la efectividad de las vacunas desarrolladas contra el COVID-19 y que ya se están suministrando en algunos países, entre ellos el Reino Unido, si bien este extremo se está evaluando con urgencia para su confirmación.

La vacuna, también efectiva contra esta cepa

A pesar de la incertidumbre que envuelve a esta nueva situación epidemiológica, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha hecho un llamamiento a la calma respecto a la efectividad de la vacuna. Con la información "que tenemos", ha dicho, "la vacuna también es efectiva contra esta cepa de Reino Unido".

Precisamente, la vacunación comenzará en nuestro país y en el resto de la Unión Europea el próximo domingo, 27 de diciembre, en una acción coordinada. Por el momento, España ha comprado 20 millones de dosis, pero irá recibiendo "entregas de Pfizer periódicamente". Además, Salvador Illa espera que "el 8 de enero se apruebe la vacuna de Moderna".

El dirigente socialista ha señalado que entre mayo y junio, "si todo va como tiene que ir, habrá unos 20 millones de personas inmunizadas" y en verano, "un 70% de la población". En este sentido, ha dicho que en la época estival "estaremos en una situación más similar a 2019" y podremos viajar como antes.

A partir del próximo domingo, se comenzará a vacunar en residencias y al personal sanitario que trabaja en primera línea contra el coronavirus. Este proceso se desarrollará entre los meses de enero y febrero y supone la vacunación de unos dos millones de personas. También se tendrán en cuenta los criterios de la "transmisión, la vulnerabilidad o las profesiones esenciales, y así se irán estableciendo los grupos".