El Partido Popular ha decidido suspender cautelarmente de militancia al exministro Jorge Fernández Díaz, después de que el juez de la 'Operación Kitchen' haya propuesto enjuiciarle por la trama de espionaje a Luis Bárcenas.

Según ha podido saber laSexta, el Comité de Derechos y Garantías de la formación ya ha comunicado al que fuera titular de Interior su suspensión cautelar de militancia, en base a los estatutos del partido.

Precisamente este jueves, Pablo Casado ha recordado que en su día ya se le abrió un expediente a Fernández Díaz. "Nos anticipamos incluso a la instrucción judicial", ha afirmado el líder popular. Casado asimismo avanzaba que los estatutos del partido son "claros" y que actuarían "en consecuencia", comunicando sus decisiones a la "persona oportuna".

En septiembre de 2020, cuando Fernández Díaz fue imputado, se le abrió dicho expediente informativo. La expulsión definitiva del PP solo se contemplaría en caso de que hubiera una sentencia condenatoria firme.

A juicio la excúpula de Interior

La suspensión llega después de que este jueves se conociera la decisión del magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón de procesar a Fernández Díaz y a la excúpula del ministerio que dirigía por el operativo policial que se puso en marcha para sustraer al extesorero del PP material relacionado con la investigación de la Gürtel.

El juez considera los hechos constitutivos de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencias y malversación.

Además de a Fernández Díaz, el juez ha decidido enviar a juicio al que fuera número dos de Interior, Francisco Martínez, al exDAO de la Policía Eugenio Pino, así como a varios responsables policiales más, incluido el comisario José Manuel Villarejo, y al exchófer de Bárcenas, Sergio Ríos.

A su vez, García Castellón ha decidido archivar la causa contra María Dolores de Cospedal, exsecretaria general del PP, por falta de indicios.