Ya no hay obstáculos legales para la exhumación de Franco. El Tribunal Supremo, este jueves, ha dado la luz verde definitivamente al tumbar los últimos recursos contra la decisión del Gobierno de sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

El Supremo ha decidido dejar sin efecto la suspensión cautelar vigente en tres procedimientos; estos son los tres recursos que habían presentado los monjes benedictinos, la Fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Los tres recursos eran de los monjes benedictinos, la Fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Los recursos, pues, se han resuelto en el mismo sentido que la sentencia y por lo tanto se podrá llevar adelante la exhumación del dictador. Una resolución que llega un día después de la respuesta del Tribunal a la familia Franco, que había pedido una aclaración de la sentencia. "La sentencia es clara" y, por lo tanto, no procede explicar nada, respondió el Supremo.

Desautoriza al prior

El Supremo también se ha referido a la negativa del prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, a permitir el acceso a la basílica para la exhumación. Dice que tiene que cumplir la sentencia y por lo tanto, permitir la entrada. "Recordar que el artículo 118 de la Constitución obliga a todos a cumplir las sentencias firmes", advierte el Supremo.

El prior, en una carta enviada el miércoles a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, advertía de que la sentencia del Supremo no resolvía las alegaciones que habían presentado y que sería una "vulneración de la libertad religiosa" pretender "actuar en un lugar sagrado" sin contar con la "preceptiva autorización eclesiástica".

Calvo: "Nosotros ya no tenemos que pedir permiso absolutamente a nadie".

La respuesta de vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha sido contundente : "Nosotros ya no le tenemos que pedir permiso absolutamente a nadie". "El prior no puede ser un obstáculo", ha añadido: "Estamos en un Estado de Derecho y se ha pronunciado el Gobierno, el Congreso y el Poder Judicial". Ha recordado además que cuenta con el aval del Vaticano: "No se oponían, otra cosa es el trabajo interno que hayan tenido que hacer".

Falta el juez Yusty

Queda aún pendiente la suspensión de la licencia urbanística decretada en febrero pasado por el juez José Yusty Bastarreche. La Abogacía del Estado ya le ha pedido que archive el caso. En su sentencia, el Supremo ya dictaminó que no hacía falta licencia de obras para ese trabajo, que es a lo que se agarra el magistrado.

Recurso de los Franco

Y mientras el Supremo levanta todos los vetos al plan del Gobierno, la familia Franco ha anunciado que este jueves va a acudir al Constitucional a pedir amparo. El representante legal de los nietos de Franco ha elaborado un escrito de 120 páginas en el que solicita que se suspenda con carácter inmediato la sentencia del Tribunal Supremo que avala sacar los restos del dictador para llevarlos al cementerio madrileño de El Pardo Mingorrubio.

Los Franco no descartan ir incluso al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para evitar la exhumación del dictador.

Este paso supone que el tribunal de garantías deberá pronunciarse la próxima semana sobre si acepta o no la cautelarísima, lo que implica que mientras se resuelve esta cuestión urgente, el Gobierno no puede exhumar aun los restos de Francisco Franco. La cautelarísima es una medida muy excepcional que se aplica en supuestos muy extremos, de manera que suele ser poco probable que el Constitucional la acuerde.

Así, la intención del tribunal de garantías es resolver sobre esta petición urgente de los Franco la próxima semana y si no se adopta esta medida, el Ejecutivo tendrá ya vía libre para ejecutar la sentencia del Supremo y exhumar a Franco independientemente de si el Constitucional admite o no después el recurso de amparo.