A un día de la votación en el Congreso de los Diputados del plan de choque nacional para hacer frente a la crisis originada por la guerra en Ucrania, el principal partido de la oposición todavía no ha desvelado cuál será su posición, y avisan al Gobierno que sería una "irresponsabilidad" por su parte pensar en que solo está la abstención. Fuentes del PP a laSexta avanzan que entre la bancada de los 'populares' están divididos: "Algunos en él 'no' y otros en abstención".

Su voto favorable podría resultar crucial después de que las relaciones del Gobierno con los grupos independentistas se hayan enfriado por el presunto espionaje del caso Pegasus. Por eso, el Gobierno ha movido ficha para hacerlo posible y, según confirman las mismas, la ministra María Jesús Montero llamó anoche por teléfono a Juan Bravo, vicesecretario general de Economía del Partido Popular, para pedirle el apoyo del PP al decreto económico.

El vicesecretario de Economía le trasladó entonces que no habría un 'sí' sin ciertas concesiones por parte del Gobierno a peticiones del PP, necesarias para alcanzar "puntos de encuentro". Mantienen que la pelota, tras la propuesta del PP, ahora está en manos del Gobierno.

A cambio de facilitar la aprobación del decreto, el Partido Popular pide que se tramite como Proyecto de Ley, algo que fuentes gubernamentales confirman a laSexta que así se hará: "Se tramitará como Proyecto de Ley en el Congreso para permitir las aportaciones de los grupos parlamentarios".

El PP también quiere que el Ejecutivo adquiera el compromiso de incorporar en este plan y poner en marcha con "prontitud" cuatro medidas que los de Feijóo ven "imprescindibles" para solucionar el problema económico que afronta España.

Estas se resumen en una rebaja de impuestos a las rentas medias y bajas, una bajada en el IVA para el gas y la electricidad de acuerdo con las normas comunitarias, una gestión eficiente de los Fondos Europeos y una reducción en el gasto burocrático y político del actual Gobierno.

La respuesta del Ministerio de Hacienda que dirige Montero no se ha hecho esperar. Explican que es una propuesta que "requiere de un análisis profundo". "Es necesario estudiar, entre otras cuestiones, el impacto económico y presupuestario [...] que no viene reflejado en el mismo", detalla Montero en la misiva dirigida a Bravo.

Dando a entender que incluir en el decreto del Gobierno las medidas que el partido exige para apoyarlo no es algo viable, la ministra insiste en un "pacto entre las dos formaciones políticas" sobre "elementos nucleares" para lograr acuerdos que favorezcan a la ciudadanía y al país.

No es la primera vez que el Gobierno pide al PP su apoyo a este plan. Este mismo martes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recordaba que en su reunión con el líder del PP le propuso 11 acuerdos y le pidió que facilitasen este decreto. No obstante, también respondió a la petición que hacen insistentemente los 'populares' de bajar impuestos: "Hay que ser coherente, y ustedes cuando han gobernado han subido todos los impuestos".