El acuerdo de ERC con el Gobierno para igualar el impuesto de Patrimonio en todo el país ha reabierto -y acelerado- el debate, pero el Ministerio de Hacienda lleva desde hace meses tratando de abordar una armonización fiscal para toda España.

Según el anteproyecto de presupuestos, el Ejecutivo de Pedro Sánchez prevé un incremento en el impuesto de Patrimonio de un punto porcentual -del 2,5% al 3,5%- en el tipo más elevado, donde se sitúan las fortunas superiores a los 10 millones de euros. Este tributo afecta a los más ricos: grava el patrimonio de las personas físicas. Por ejemplo, pisos, locales, cuantas corrientes, joyas, obras de arte y antigüedades, derechos de propiedad intelectual.

Los presupuestos prevén una subida del 2,5% al 3,5% en el tipo más elevado del impuesto de Patrimonio

El Gobierno cree que subir este impuesto "repercutirá en las arcas autonómicas y mejorará su nivel de financiación", ya que aunque es un tributo estatal, está cedido a las comunidades autónomas, que se encargan no sólo de su gestión y recaudación. También pueden regular su mínimo exento, sus tarifa y deducciones. Por ejemplo, algunas autonomías como la madrileña bonifican al 100% este impuesto.

La negociación de los Presupuestos Generales del Estado ha puesto otra vez sobre la mesa la fiscalidad que ejerce la Comunidad de Madrid. En concreto, ERC acusa a la región madrileña de realizar 'dumping fiscal' con su política de bajos impuestos. Una situación que pretende cambiar aprovechándose de la necesidad del Gobierno de sacar adelante las cuentas públicas con el mayor número de apoyos.

IRPF

Se contempla una subida de tres puntos en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas para rentas del capital de más de 200.000 euros y se aumentan dos puntos el IRPF para rentas del trabajo de más de 300.000 euros.

La subida del IRPF, según se recoge en el documento aportado por el Gobierno, afectaría a 36.194 contribuyentes, un 0,17% del total, y tendría un impacto de 491,4 millones de euros.

El Ejecutivo también contempla la posibilidad de modificar los límites de la reducción por las aportaciones a los planes de pensiones: el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) sube de 8.000 a 10.000 euros y el límite de aportaciones máximas a planes individuales baja a 2.000 euros.

Impuesto de Sociedades

Se prevé la subida del impuesto de Sociedades para grandes grupos empresariales, limitando las exenciones por dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades fiscales. Según ha apuntado María Jesús Montero, "esta es una medida que ya se aplica en países de nuestro entorno, como Francia, Italia o Alemania".

Esta subida afectaría a 1.739 empresas, lo que supone el 0,12% del total. En cuanto al impacto económico, supondría 1.520 millones de euros. El objetivo del Gobierno de coalición con esta medida es "proteger a las PYMES". En este sentido, en el informe aportado se recoge que "durante tres años, las empresas con facturación inferior a 40 millones pueden seguir aplicando la exención del 100%".