Inés Arrimadas se encontraba viendo la 'Diada Castellera' en las fiestas del barrio barcelonés de Les Corts, donde reside, cuando se ha producido una tensa situación.

Al salir al balcón, los asistentes han comenzado a silbar contra la número dos de Ciudadanos y toda la plaza ha terminado lanzando proclamas por la libertad de los políticos encarcelados.

No se trata de la primera vez que Arrimadas ha tenido que vivir un momento así. Durante la campaña de las pasadas elecciones generales, en el municipio barcelonés de Vic la tensión fue a mayores cuando le hicieron un escrache durante un paseo. "Mala p***", "P*** España", "Fuera" o "Visca Terra Lliure", llegaron a increparle varias personas.

"Aunque nos amenacéis de muerte y nos agredáis; aunque ataquéis nuestras sedes y tengamos que llevar escolta cada día. Somos la voz de millones de ciudadanos y jamás conseguiréis callarnos. No nos rendiremos. No os tenemos miedo. España es mucho más fuerte de lo que creéis", respondía entonces la número dos de Ciudadanos a través de su cuenta de Twitter.

A finales de septiembre, durante un acto para denunciar la okupación en el barrio madrileño de Vallecas, Albert Rivera y Begoña Villacís fueron también abucheados al grito de "farsantes" y "qué vergüenza". "Se nota que vienen las elecciones, fuera de aquí", les reprocharon algunos ciudadanos.