"Es posible que haya una cuarta ola" de la pandemia de coronavirus en España. Así lo ha comunicado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, respondiendo a las preguntas de los periodistas. Pero el también portavoz de Sanidad ha dejado claro que sus características dependerán de cómo salgamos de esta.

El nivel de contagios y de transmisión al que logremos reducir el ritmo actual de la pandemia y cómo evolucione la campaña de vacunación serán las claves de los próximos meses. En este sentido, el experto considera que "si hay una cuarta ola, la probabilidad de que la subida sea muy rápida es cada vez menor", y esto se debe a que cada vez hay más población inmune.

"Podemos esperar una cuarta ola, depende de como nos comportemos, de cómo se desescalen las medidas poblacionales que se están aplicando", ha explicado Simón. Con todo eso, cree que "si hay será más lenta y nos dará más margen para poder implementar medidas de control progresivas, más tasadas y valoradas".

Pero además de cómo se vayan modificando las restricciones y medidas, hay otro aspecto que preocupa: la variante británica y otras variantes nuevas que se ha demostrado que son más contagiosas. "Si la variante británica ocupa el espacio dentro de nuestro territorio esa cuarta ola, esperada más lenta, más baja y más progresiva, podría acelerarse un poco".

Mientras la pandemia va evolucionado, Simón ha pedido "no plantear fechas concretas" para dejar de aplicar medidas. Teniendo en cuenta la proximidad de la Semana Santa, el director del CCAES ha dicho que "se podrán hacer cosas si estamos en el nivel adecuado". "No tiene que ser el objetivo la Semana Santa, el objetivo debe ser bajar la incidencia la nivel que nos interesa, cuanto antes mejor", ha manifestado.