Después de que el Tribunal Supremo condenara a los cinco miembros de 'La Manada' a 15 años de cárcel por violación, Francisco Serrano publicó en Facebook una dura crítica a la sentencia.

"Me parece gravísima porque altera todas las garantías constitucionales establecidas por la jurisprudencia en la materia. Se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista", aseguró.

"Desde ahora, la diferencia entre tener sexo gratis y pagando, es que gratis te puede salir más caro. Es muy triste", añadió.

Polémicas declaraciones de Francisco Serrano sobre la sentencia de 'La Manada' | Facebook Francisco Serrano

Tras sus palabras, Vox se desmarcó rápidamente de él diciendo que eran declaraciones vertidas "a título personal". El partido indicó que la posición oficial era la expresada a través del portavoz: "Cualquier valoración realizada al margen es a título personal de quien los suscriba".

 

Horas después, el líder de Vox en Andalucía ha borrado su polémico comentario y ha emitido un comunicado: "Espero que quede aclarada la polémica suscitada en relación a una opinión crítica vertida a título personal y en el marco de mi libertad de expresión que cada vez se ve más constreñida".

"En ningún momento he defendido a los miembros de 'La Manada', pues así expresamente lo he señalado en mis publicaciones. Son unos machistas con los que de forma maliciosa se ha querido identificar a la población masculina heterosexual española", ha añadido.

"De forma, quizá inapropiada y no comprometida, he querido advertir de las graves consecuencias que una interpretación literal de esta sentencia puede conllevar de futuro para las relaciones entre hombres y mujeres. Estoy en contra de violadores y maltratadores, pero también defiendo que han de ser juzgados en un proceso penal con todas las garantías", ha destacado

 

En esta línea, ha aseverado: "A un violador se le debe imponer la ley con toda la severidad proporcional al daño infringido. Por ello, en muchas ocasiones sería incluso necesario agravar las condenas e imponer la pena de prisión permanente revisable".

"Respeto las resoluciones judiciales, como no puede ser de otra manera, pero critico que se dicten bajo la presión mediática de grupos de poder que quieren imponer sus prejuicios frente a las garantías del proceso. ¿Se imaginan las reacciones que hubiera habido si la sentencia absuelve o hubiera mantenido la condena por agresión sexual Reivindico el derecho de poder criticar y manifestar la expresión de pensamiento, aunque no comulgue con la dictadura de lo políticamente correcto", ha concluido.