Hartazgo e indignación entre los periodistas de Barcelona. Denuncian las dificultades que sufren en el desempeño de su trabajo a diario.

"Algunos han sido objeto de insultos, amenazas e incluso agresiones que son intolerables en una democracia", apuntan desde el Colegio de Periodistas de Barcelona. Así, este miércoles, los periodistas han protagonizado una sentada en el Parlament.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlment, Roger Torrent, o el diputado Miquel Iceta (PSC), entre otros, se han acercado hasta el punto de la protesta para mostrarles su apoyo y escuchar sus reivindicaciones.

"Hace demasiado tiempo que denunciamos estas situaciones, pero no nos cansaremos de reivindicar nuestro trabajo y pedir respeto", han señalado desde el Colegio de Periodistas de Barcelona, que también ha puesto en marcha una campaña de protesta.

 

Una denuncia de la que también se ha hecho partícipe Reporteros Sin Fronteras, que alerta de que Cataluña se ha convertido en un "terreno peligroso" para los periodistas, ya que la violencia ha crecido en intensidad y el clima de crispación "es insoportable".

Atacar al mensajero "se ha transformado en la principal vía de escape de la ira de los manifestantes y los periodistas que informan a pie de calle se exponen, en cada directo, a riesgos físicos y psicológicos", ha señalado la organización.

Una periodista agredida y acosada en el aniversario del 1-O

La periodista de Informativos Telecinco Laila Jiménez fue víctima de una de esas agresiones. Ocurrió durante la manifestación por el aniversario del 1-O en Barcelona.

La periodista y su compañero cámara se vieron rodeados por el tumulto de la manifestación. Momentos de tensión en los que la periodista sufrió insultos, amenazas y empujones por parte de algunos manifestantes. A la periodista, incluso, le vaciaron una botella de licor encima.