Seat se ha sumado a la campaña de inmunización de la Generalitat de Cataluña frente al coronavirus y hoy ha empezado a vacunar a sus trabajadores mayores de 58 años. Lo ha hecho en sus instalaciones de Martorell, en la provincia de Barcelona, y con el personal médico de la propia compañía.

De esta manera, se convierte en la primera empresa española que participa en la campaña de vacunación con sus medios, pero con dosis adquiridas por el Gobierno. A mediados de abril fue el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, el que anunció que el Gobierno se oponía a que las compañías pudieran participar en la compra de vacunas, pero sí permitiría que sus mutuas y/o servicios médicos inocularan las dosis pertinentes a los empleados.

El presidente del sindicato de Seat, Matías Carnero, ha manifestado en laSexta que "en un par de días pondrán unas 800 vacunas", las correspondientes a la tanda de empleados que van a inmunizar en esta primera fase. En los primeros días, ha dicho, "se empezará a vacunar a los menores de 158", todo ello siguiendo el "criterio de la Generalitat".

Asimismo, ha destacado que la compañía ha puesto a disposición del Govern sus instalaciones y medios para seguir inmunizando a la población relacionada o no con Seat, en función de las necesidades de las autoridades sanitarias.

Según recoge Europa Press, las instalaciones de la empresa se unen a la red de centros de vacunación y está previsto que en los próximos días se amplíe la inmunización a personas que vivan o trabajen en el entorno del Baix Llobregat (Barcelona), la comarca en la que se encuentran las instalaciones de la empresa.

Todo el proceso se llevará a cabo bajo el estricto control de la Conselleria de Salud de la Generalitat y alineado con el plan establecido por las autoridades sanitarias.