Alrededor de un centenar de médicos se han manifestado en Madrid para pedir al Gobierno que erradique la precariedad laboral instaurada de forma crónica en el sistema de salud y que destine más y mejores recursos a la sanidad ante la falta generalizada de personal en las plantillas.

Bajo el lema los "Médicos dicen basta" y ante la sede del Gobierno regional madrileño, los sanitarios han expresado su temor ante una sanidad "en coma", que ya ha llegado "al borde del abismo en esta pandemia", sobreviviendo gracias al esfuerzo monumental e incondicional de su capital humano.

 

Uno de los manifestantes llevaba una pancarta con el lema 'No quiero una corrida, quiero un contrato', en referencia a las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que planteaba la celebración de una corrida de toros benéfica a modo de homenaje a los sanitarios.

Este acto tendría un doble objetivo, según Ayuso: "Homenajear a los profesionales, tanto de la Sanidad pública como la privada, y reportar los beneficios a proyectos encaminados a la recuperación tras la pandemia".

Las protestas de médicos también se han celebrado a lo largo de este sábado en otras ciudades como Barcelona, Valencia, Burgos, Soria y Málaga.

Luis Aguilar, miembro de la directiva de Médicos Unidos por sus Derechos (MUD), ha manifestado en declaraciones a EFE que la profesión reivindica "una mayor inversión en la sanidad" centrada en la contratación, lo que implicaría una mejora de los contratos actuales para poder aumentar las plantillas tan deficientes en hospitales, centros de salud y emergencias.

 

Nos sentimos "olvidados, denostados e ignorados", ha subrayado Luis Aguilar, para quien los médicos son uno de los colectivos sanitarios "mejor preparados", tanto a nivel científico como organizativo, pero al que no se le esta teniendo en cuenta a la hora de planificar la sanidad.

Por eso -ha continuado Águilar-, pedimos que los políticos nos tengan en cuenta para planificar y presupuestar el sistema sanitario, que en la actualidad no va por el camino correcto, y que diseñen presupuestos acordes a la sanidad que toda la sociedad merece.