El director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, explicó que el 8,8% de los trabajadores sanitarios que resultan contagiados de Covid-19 requieren hospitalización, un porcentaje que está muy por debajo del 42% general en el resto de enfermos.

Simón dio estos datos durante la rueda de prensa celebrada en el Palacio de la Moncloa al término de las dos reuniones que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, encabezó con el Comité Científico del Covid-19 y posteriormente con el Comité Técnico que incluye a los ministros delegados durante el estado de alarma.

Aunque no dio la cifra actualizada de sanitarios afectados por el coronavirus, que elevó a más de 9.400 personas, Simón destacó que estos profesionales se están viendo afectados en menor medida que el resto de la población, puesto que la mayoría muestran síntomas "más leves" o incluso están "asintomáticos".

El portavoz del Comité Científico y del Comité Técnico atribuyó esta circunstancia a la "capacidad grande" que tiene España de "hacer pruebas diagnósticas" entre los sanitarios, puesto que en cuanto se detecta un posible caso se realiza el test y se analiza a todo su entorno. Detalló que a los compañeros se les considera “positivos reales” como "principio de precaución" aunque no exista un "positivo real", lo que a su juicio incide también en el elevado número de sanitarios afectados.

Los sanitarios piden ayuda

Estos datos se unen a las denuncias de distintos profesionales sanitarios que en las últimas horas han denunciado estar viviendo una situación límite por la crisis del coronavirus.

Es el caso de Rubén, cuyo vídeo tras acabar un turno maratoniano en las Urgencias del Hospital de Leganés ha sido compartido de forma masiva. "La sensación es que me va a estallar el pecho de no llegar", afirmaba.

La sobrecarga de trabajo se une a la desprotección que muchos sienten en su puesto de trabajo, con centenares de sanitarios contagiados en toda España que temen volver a sus domicilios por el miedo a contagiar a sus familiares.