El Ministerio de Sanidad ha confirmado este viernes 191 nuevos contagios de coronavirus y ha añadido ocho nuevas defunciones a la cifra total de decesos desde que comenzó la pandemia en España, que asciende así a 28.338 fallecidos.

De acuerdo con la información del Ministerio, los fallecidos con fecha de defunción en los últimos siete días son 11. Con esta última actualización, el número de casos de COVID-19 registrado en nuestro país desde que comenzó la crisis sanitaria asciende a 247.905 personas infectadas.

Así, los datos confirmados este viernes por Sanidad suponen un repunte en el número de contagios diarios: ayer, jueves, el Ministerio informó de 157 nuevos casos y tres fallecimientos, aunque, según indicó Fernando Simón en rueda de prensa, estas defunciones no correspondían al día anterior, miércoles, sino que se notificaron ayer por un "retraso" en los datos.

No obstante, en su nota el Ministerio advierte de que la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha no ha podido cargar los datos actualizados correspondientes al jueves, 25 de junio, "por problemas técnicos", algo que viene sucediendo desde hace tres días.

Con respecto al número de hospitalizaciones, Sanidad precisa que se han producido 147 en los últimos siete días (lo que supone una más que las notificadas el día anterior). De estas, 69 fueron en Madrid, 20 en Cataluña, 16 en Aragón y 10 en Cataluña.

En la última semana, según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, han ingresado en la UCI 12 personas como consecuencia del coronavirus.

Simón indicó el jueves que "hay un control claro de gran parte de la transmisión"

Este repunte de los contagios diarios se produce cuando hay varios brotes activos de la enfermedad en diferentes puntos de España. No obstante, Fernando Simón aseguró durante su comparecencia del jueves que estar hablando de rebrotes, y no de transmisión comunitaria, supone "una buena noticia".

Durante la rueda de prensa -desde esta semana, sus comparecencias se limitan a los lunes y jueves-, el director del CCAES afirmó que, en estos momentos existe "un control claro de una gran parte de la transmisión que se produce en España" y señaló que los nuevos casos que se están detectando corresponden a pacientes más jóvenes, con síntomas más leves y que "transmiten menos".

No obstante, volvió a llamar a la prudencia, indicando que "un brote que se nos escape durante más tiempo de la cuenta, y puede pasar, puede crear transmisión comunitaria de nuevo". Puedes ver su última intervención aquí: