Salvador Illa ha comparecido en rueda de prensa para explicar las recomendaciones que el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de España han presentado a la Comunidad de Madrid para hacer frente a la pandemia de coronavirus en el marco de la cooperación en el 'Grupo COVID-19'.

La primera de esas medidas propuestas es la extensión de las restricciones de movilidad no solo a las áreas de salud que presentan incidencias acumuladas superiores a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, sino "a toda la ciudad de Madrid y a todos aquellos municipios que presentan incidencias por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días". En esta línea, Illa ha apuntado que se trata del "doble de la media de España".

En segundo lugar, Sanidad ha recomendado a Madrid que "se mantenga el permiso de circulación de las personas dentro de las areas de confinamiento perimetral", aunque ha pedido "evitar cualquier movimiento innecesario".

Illa también ha propuesto al Gobierno de Díaz Ayuso que "se prohíba el consumo en barra" en los establecimientos hosteleros, una restricción que ha pedido que se aplique "en toda la comunidad autónoma". Por último, Sanidad ha recomendado que en todo el territorio de la Comunidad de Madrid se restrinja "la ocupación de las terrazas al 50%".

Illa ha señalado que quedan por venir "semanas muy duras y delicadas" aunque se ha mostrado convencido de que se conseguirá doblegar la curva.

Madrid desatiende las recomendaciones del Gobierno

Se trata de unas medidas que la Comunidad de Madrid ha desatendido ya que, en una rueda de prensa simultánea, el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, ha señalado que las restricciones solo se amplían a ocho zonas básicas de salud nuevas: Orcasitas (Usera), Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas), Artilleros (Vicálvaro), García Noblejas (Ciudad Lineal), Miguel Server y Doctor Trueta (Alcorcón) y Panaderas (Fuenlabrada).

Una situación que hace evidente que el Gobierno de España y el de la Comunidad de Madrid no han llegado a un entendimiento en el espacio de cooperación que se abrió tras la reunión de Pedro Sánchez con Isabel Díaz Ayuso.

Preguntado por este conflicto, el ministro Illa se ha limitado a señalar que "corresponde tomar las decisiones a la Comunidad de Madrid": "Yo quiero poner en valor las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, que pensamos que son las que habría que tomar. Corresponde a la Comunidad de Madrid explicar las medidas que han tomado, nosotros hemos trasladado nuestras recomendaciones como ejercicio de transparencia".

Fuentes de la Presidencia de la Comunidad de Madrid han explicado a laSexta que "es incomprensible que el ministro pida restricciones en Madrid pero no las pida para el resto de España" y han asegurado que se trata de "una discriminación más desde el Gobierno central".