La mascarilla no será obligatoria en determinadas situaciones en lugares como playas, ríos y piscinas. Así lo han acordado este miércoles Sanidad y las comunidades autónomas, después de que, la semana pasada, la actualización de la norma previera su obligatoriedad al aire libre, al margen de que se cumpliera o no la distancia de seguridad.

Ahora, el Consejo Interterritorial ha acordado una serie de criterios para interpretar el artículo de 'Ley de Nueva Normalidad' relativo al uso de la mascarilla y establecido un anexo en el que se especifica qué actividades se consideran "incompatibles con el uso de la mascarilla" y cuáles sí lo son. Sobre este acuerdo, Carolina Darias ha señalado que ha habido "muchas aportaciones" por parte de las autonomías y que será aplicado por todas ellas.

Como ejemplo de actividad incompatible con el uso de la mascarilla -en la que, por tanto, no será obligatoria-, la titular de Sanidad ha citado "el baño en el mar, lagos, embalses, ríos, o en otras zonas de baño así como piscinas", mientras que sí será obligatoria durante "el paseo a las orillas del mar o demás entornos acuáticos".

Asimismo, la titular de Sanidad ha indicado que, a efectos de la mascarilla no obligatoria, "se equipara el ejercicio de deporte individual a aquellas actividades que supongan un esfuerzo físico de carácter no deportivo, al aire libre y de forma individual manteniendo en todo caso la distancia de 1,5 metros con personas que no sean convivientes".

Por otra parte, Darias ha indicado que Galicia ha planteado modificar la ley en cuestión, pero ha señalado que esto no es posible, por lo que se ha llegado a "un acuerdo que interprete el margen que nos deja la ley" y que articule qué se entiende por actividades incompatibles con la mascarilla.

La propuesta de Sanidad

El Ministerio había presentado a las autonomías una propuesta en la que contemplaba algunos casos en los que la mascarilla no sería obligatoria, como "el momento de descanso" antes o después del baño, siempre que haya al menos 1,5 metros de distancia interpersonal con otros grupos de personas "no convivientes o asimilados".

Asimismo, se proponía que no fuera necesario utilizar esta protección cuando se esté descansando en las playas, ríos o en entornos asimilados. Lo mismo ocurre con las piscinas, aunque en las piscinas cubiertas o en el caso que se realice a bordo de embarcaciones, solo se entenderá por periodo de descanso el estrictamente necesario entre intervalos de actividad.

La propuesta asimismo entiende como actividades incompatibles con el uso de mascarilla las actividades de socorrismo o rescate cuando requieren acceder a un medio acuático, o el momento de comer o beber, en lugares en los que esté autorizado.

Se mantenía, sin embargo, el uso de la mascarilla a la hora de pasear por la playa, lagos y otros "entornos naturales", también en el interior de los vestuarios de las piscinas, excepto en las duchas. No obstante, Darias ha reiterado que el acuerdo alcanzado este miércoles recoge "aportaciones" de las comunidades con respecto a la propuesta de su departamento.

Varias comunidades se mostraron contrarias a la norma

Canarias, Baleares, Galicia... diversas autonomías habían mostrado su rechazo al uso obligatorio de la mascarilla al aire libre y con distancia de seguridad casi tan pronto como fue publicada en el Boletín Oficial del Estado, al considerar que carecía de sentido en estos supuestos.

El Gobierno canario advirtió que seguiría aplicando la norma sobre el uso de la mascarilla exactamente igual que venía haciendo hasta ahora, y "con las excepciones marcadas por la normativa canaria". Baleares comunicó "una interpretación de la normativa", para firmar una instrucción en la que "se establece que en espacios naturales no es necesario mascarillas siempre y cuando se mantenga la distancia de metro y medio de personas de otro núcleo de convivencia".

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, también expresó en rueda de prensa que se harían aportaciones a la 'Ley de Nueva Normalidad' para que se establezca algún tipo de excepción para las playas, de tal forma que se pueda acudir a ellas sin mascarilla son "espacios seguros", según el dirigente. Lo mismo con Galicia, Cataluña, que han llegado a criticar directamente este cambio, hasta el punto de tildarlo de "confundir a la ciudadanía".

Ahora, esta propuesta será debatida por el resto de regiones, previsiblemente con el apoyo unánime para mantener la regulación como estaba, no obstante, con estas excepciones en los paseos o en los accesos.