Acuerdo "unánime" en el Consejo Interterritorial de Salud sobre los test de autodiagnóstico del coronavirus a la venta en farmacias: Gobierno y comunidades autónomas piden a los sanitarios que no los prescriban.

Así lo ha confirmado Salvador Illa, tras la reunión mantenida con los consejeros autonómicos de Sanidad, horas después de que laSexta avanzase que su departamento pediría no prescribir estas pruebas de detección rápida, que se empezaron a vender en las farmacias hace 15 días, por unos 25 euros y siempre con receta médica.

El ministro de Sanidad ha asegurado que el acuerdo para "desrecomendar estos test" ha sido "unánime". "No son adecuados y se recomienda a los profesionales sanitarios su no prescripción", ha resumido, advirtiendo de que estas pruebas "pueden llevar a engaño".

No son adecuados y se recomienda a los profesionales sanitarios su no prescripción"

Salvador Illa, sobre los test de autodiagnóstico

"El COVID es una enfermedad de declaración obligada, con esto no se juega", ha aseverado Illa, insistiendo en que "esto no es motivo de autodiagnóstico".

Además, el ministro ha lanzado una clara advertencia de cara a las Navidades: "Quien piense que con hacer una prueba de autodiagnóstico puede pasar las Navidades más tranquilamente, se autoengaña".

"Lo que hay que hacer en Navidad es no moverse y quedarse en casa e ir con mucha precaución con los contactos sociales, no autodiagnosticarse con unos test de difícil interpretación y que además no están contemplados en nuestra estrategia de testeo", ha zanjado.

Ya hace unos días, Illa pedía prudencia ante los test de autodiagnóstico: "Ni son un pasaporte de seguridad absoluto ni son una garantía, son una foto de un momento determinado. No nos exime de tomar las medidas de seguridad".

Así funcionan

En apenas 10 minutos y con un simple pinchazo en el dedo, con estos test se puede detectar qué pacientes cuentan con anticuerpos contra el coronavirus con un 90% de eficacia. No obstante, especialistas y asociaciones médicas han repetido en las últimas semanas que no sirven para confirmar la infección activa.

De momento solo se pueden conseguir con receta médica y cada establecimiento dispondrá de dos unidades por día, a un precio de 25 euros cada una. Sanidad ha advertido de que si se hace un test en casa, necesita confirmación de un centro de salud. "Vamos a trabajar en protocolizar estos test de autodiagnóstico", aseguran.